Pide EU no visitar CDMX por peligrosa

WASHINGTON, EU.- El gobierno de Estados Unidos alertó ayer a sus ciudadanos sobre lo peligroso que es visitar la CDMX, por el incremento de todo tipo de delitos, incluido el secuestro exprés.

En un documento denominado Crimen y Seguridad en México 2019, elaborado con estadísticas de 2018, refiere que la capital del país es un paraíso para el crimen, que piratea mercancía y marcas, roba, asalta y secuestra.

El Buró de Seguridad Diplomática (Bureau of Diplomatic Security) del Departamento de Estado asegura que en 2018, agentes del FBI (Buró Federal de Investigación) del Departamento de Justicia participaron en las investigaciones de 113 secuestros de estadunidenses en la capital del país,

El Departamento de Estado ubica a México en el nivel 2 de seguridad, lo que significa que los viajeros deben tener más precaución y estar alertas debido a la delincuencia.

El documento advierte en definitiva no viajar a Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

El informe sobre delitos y seguridad se centra en el distrito de la Embajada, que se compone de la Ciudad de México, el extremo sur de Tamaulipas y los siguientes 13 estados: Chiapas, México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

 

Amenazas de crimen

El análisis asegura que existe un grave riesgo de delincuencia en la Ciudad de México, donde la tasa general de criminalidad está por encima del promedio nacional de Estados Unidos, y la delincuencia varía ampliamente, advirtió el Departamento de Estado a sus ciudadanos.

La impunidad o pobre tasa de sentencias a los detenidos es un factor clave para que la delincuencia haya aumentado en la capital del país.

Aunque no hay un patrón de delincuentes dirigidos específicamente a empresas / personal extranjeras o estadounidenses, los delincuentes atacarán a cualquier persona que considere vulnerable.

Los delincuentes seleccionan a las víctimas basándose en una apariencia de tener recursos, ser vulnerable o no tener conciencia.

Robo a mano armada, secuestro, robo de autos,  fraude con tarjetas de crédito y diversas formas de delincuencia residencial / callejera son preocupaciones diarias.

 

Amenaza de secuestro

La cantidad de secuestros reportados en todo México es de particular preocupación. El número de incidentes de secuestro es difícil de determinar porque la mayoría de los casos no se denuncian a las autoridades, ya que la creencia popular es que la policía puede estar involucrada o no puede resolver la situación, añade.

La mayoría de los casos reportados a la Embajada de los Estados Unidos han sido secuestrados por casos de rescate (KFR).

En algunos casos de KFR, los captores reciben un rescate y liberan a la víctima; en otros casos, los captores matan a las víctimas a pesar de haber recibido un rescate.

Los residentes con dinero –clase alta- en la Ciudad de México tienen guardaespaldas y vehículos blindados para sus familias.

Las estadísticas del gobierno señalan 1,480 casos de secuestro reportados en México el año pasado, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, que concluyó su mandato el 1 de diciembre de 2018.

Los secuestros pueden ocurrir en cualquier lugar, pero los estados dentro del distrito consular de la Ciudad de México con el mayor número en 2018 fueron Estado de México, Veracruz, Guerrero y Tabasco.

Las investigaciones implicaron a la policía (o ex oficiales de policía) en muchos de estos incidentes.

 

Participa FBI

El documento refiere que el FBI investigó 113 secuestros en México en 2018. En 64 de ellos, la víctima era un ciudadano estadunidense; en 10,un residente legal permanente de Estados Unidos, y en 39 la llamada de extorsión/rescate apuntó a un número en territorio estadunidense.

Es decir, larga distancia.

De los 1, 480 casos, 69 fueron secuestros para exigir rescate, 365 fueron secuestros virtuales y, en ocho no hubo demanda de rescate.

Washington aconseja variar rutas y horarios y estar alerta sobre cualquier persona que

Mantenga una actitud extraña.

El número de secuestros expresos reportados o denunciados es muy bajo.

Los secuestros exprés aprovechan el límite de retiro diario que los bancos han fijado en las tarjetas y cajeros automáticos.

Los secuestradores exprés retienen a las víctimas durante 24 a 48 horas para maximizar los montos de retiro.

Un modus operandi común para los secuestros exprés en la Ciudad de México es apuntar a los pasajeros que usan taxis libres.

Dos o tres cómplices armados ingresarán al taxi unos minutos después del viaje.

El término secuestro exprés también se aplica al secuestro de víctimas aleatorias por períodos breves en que los secuestradores sólo exigen pequeñas cantidades de rescate.

Un escenario típico puede durar varias horas y conformarse con el equivalente en pesos de unos pocos cientos o miles de dólares.

Pocos empleados oficiales del gobierno de EU han sufrido este tipo de delito, pero muchos empleados mexicanos de la embajada han sido víctimas o conocen a una víctima.

 

Parece que aumenta secuestro virtual.

Estas llamadas telefónicas de extorsión varían en estilo, pero la metodología es a la misma:

La víctima recibe una llamada telefónica y no hay un secuestrado real. Las personas que llaman dicen que han secuestrado a un ser querido y, a menudo, incluyen llanto o súplicas inmediatamente, pero antes de que el secuestrador toque el teléfono.

Las personas que llaman pretenden confundir a la víctima y engañarla para que entregue información importante.

La voz generalmente estará llorando y / o histérica, lo que dificultará la identificación y aumentará la probabilidad de que la víctima crea que es su ser querido.

Los criminales usan el miedo y el tiempo contra las víctimas. Planifican sus llamadas para coincidir con los momentos en que es difícil comunicarse con la víctima (cuando los niños van de camino a la escuela).

Alternativamente, las personas que llaman obtendrán dos teléfonos celulares de dos miembros de la familia. Llamarán a ambas víctimas al mismo tiempo y afirmarán haber secuestrado a la otra. Utilizan el miedo y la amenaza de violencia para mantener a ambas víctimas en la línea mientras les exigen un rescate.

Una vez que los secuestradores están satisfechos, han obtenido la mayor cantidad de dinero posible, terminan la llamada.

Pueden exigir que las víctimas entreguen el rescate en persona, lo que puede convertirse en un verdadero secuestro, o que envíen el dinero electrónicamente.

También dicen ser abogados o policías que buscan sacar a un miembro de la familia de una mala situación.

Los secuestradores virtuales llaman a los números mexicanos e internacionales por igual, y con frecuencia utilizan información obtenida de los facebook, o twitter.

Conteste el teléfono sólo con un “Hola” y haga que la otra persona le pregunte por su nombre y conozca los detalles del itinerario de su familia y la información de contacto (por ejemplo, números de teléfono fijo y celular).

Los delincuentes pueden revender fácilmente joyas (incluidos relojes caros) y teléfonos celulares en vastos mercados ilegales.

Los robos de la computadora y el sistema de sonido de un vehículo son delitos comunes.  Aunque México emplea leyes estrictas de control de armas, los criminales a menudo llevan pistolas y armas de alto poder o cuchillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *