Plaguicidas de alta peligrosidad en México

Por Fernando Fuentes

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitió la recomendación 82/2018, sobre la violación a los derechos humanos a la alimentación, al agua salubre, a un medio ambiente sano y a la salud, en contra de la autoridades federales, por actos y omisiones en perjuicio de la población afectada, por el uso de plaguicidas de alta peligrosidad.

La recomendación indica que hay cerca de 4 mil registros sanitarios de pesticidas de alta peligrosidad con vigencia indeterminada en México, muchos de los cuales se encuentran prohibidos en otras partes del mundo tanto por su toxicidad como por estar regulados en mecanismos internacionales como son los Convenios de Rótterdam y de Estocolmo, a los que el gobierno mexicano está adscrito hace más de una década, violando el principio precautorio que rige en materia de protección al medio ambiente y a la salud humana de los contaminantes orgánicos persistentes (COP).

De acuerdo con el Informe sobre Plaguicidas Altamente Peligrosos en México, están autorizados 183 ingredientes activos de estos plaguicidas para distintos usos como agrícola, doméstico, jardinería e industrial.En cuanto a las características de su peligrosidad para la salud humana encontramos que casi la tercera parte, 63 ingredientes activos, tienen una toxicidad aguda alta (34.43%), según la clasificación de la OMS 1A y 1B, más los que pueden ser mortales por inhalación y que no están incluidos en esta clasificación.

Considerando la toxicidad crónica, están autorizados 43 plaguicidas probables causantes de cáncer en humanos (23.50%) según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos; 35 plaguicidas considerados como perturbadores endocrinos (19.13%) según criterios del Sistema Global Armonizado aceptados por la Unión Europea; 21 plaguicidas que son tóxicos a la reproducción humana (11.48%) y dos que son mutagénicos.

Además, en la recomendación emitida por la CNDH se indica que México no cuenta con un listado oficial de plaguicidas de alta peligrosidad, por lo que la Cofepris es incapaz de levantar los análisis toxicológicos de ingrediente activo, los estudios de toxicidad aguda y de toxicidad crónica para identificar y señalar carcinogenicidad, afectaciones a la reproducción y fertilidad, teratogenicidad, neurotoxicidad,  mutagenicidad, efectos tóxicos a los metabolitos y para declarar la ingesta diaria admisible.

El pasado 9 de agosto en reunión con Diputados, el Dr. José Novelo, reveló que entre sus pendientes está la autorización de plaguicidas. En mayo de 2019, la Cofepris y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) conformaron el Grupo Intersecretarial para Regulación sobre Plaguicidas, supuestamente para atender la recomendación de la CNDH. Hasta hoy, solo sabemos de su conformación, sin ser transparentes los mecanismos que implementarán para asegurar la protección a la salud y medio ambiente de México.

Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio Nacional de Locución 2017.  Premio México de Periodismo 2013. Director de la revista Medicina Cientifica. ferfuentesmty@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *