Plantea la OTAN quedarse más tiempo en Afganistán

BRUSELAS.- La OTAN mantendrá su presencia en el aeropuerto de Kabul a través de “medios militares” mientras duren las evacuaciones de sus ciudadanos y de afganos en peligro e indicó que, aunque Estados Unidos prevé sacar a sus tropas para el 31 de agosto, algunos aliados han planteado la posibilidad de quedarse más tiempo para seguir evacuando.

“Mientras continúen las operaciones de evacuación, mantendremos nuestra estrecha cooperación operacional a través de medios militares aliados en el aeropuerto internacional Hamid Karzai”, indicaron en una declaración los ministros de Exteriores de la Alianza, tras reunirse de emergencia por videoconferencia.

Fuerzas militares de países aliados, y especialmente de Estados Unidos, Reino Unido y Turquía, están trabajando en la última semana en asegurar el funcionamiento del aeropuerto de Kabul para proseguir la evacuación de ciudadanos occidentales y colaboradores afganos, ya que los talibanes tienen el control del resto de la capital.

En una entrevista con la cadena ABC News, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había asegurado que su objetivo es completar las evacuaciones de estadounidenses y afganos antes del 31 de agosto, pero si eso no es posible se determinará “en ese momento” quién queda por ser evacuado y qué deben hacer las tropas.

“Varios aliados plantearon el asunto de extender los tiempos para sacar a más gente de allí. Estados Unidos ha dicho que su calendario acaba el 31 de agosto, pero otros aliados hablaron durante el debate de hoy sobre la necesidad de potencialmente extenderlo para sacar a más gente”, explicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa tras la reunión de este viernes.

“Nuestro objetivo es sacar a nuestro personal, a la gente que ha trabajado para la OTAN, los aliados y los países socios, pero también a afganos. Trabajamos duro para ayudar a los afganos, hemos conseguido sacar a algunos pero estamos trabajando para sacar a más”, añadió.

Por el momento, abundó el político noruego, el mayor reto con el que se está encontrando el personal de la OTAN que apoya las evacuaciones es la dificultad de que las personas que quieren salir del país, particularmente los ciudadanos afganos, lleguen al aeropuerto.

Por el momento, de las 800 personas que trabajaban para la OTAN en Afganistán quedan sobre el terreno algo menos de 500, de las cuales 200 son afganas.