Plantea Senado posesión de hasta 28 gramos de cannabis

El Senado dio a conocer el anteproyecto de Ley para la Regulación del Cannabis, cuya esencia plantea el permiso de posesión y traslado de hasta 28 gramos, al considerar que es una “cantidad prudente”.

El documento precisa que la portación de hasta 200 gramos sin la licencia pertinente se castigará con una multa administrativa de hasta 10 mil 500 pesos.

Establece que comunidades afectadas por narcotráfico y delincuencia tendrán prioridad en la entrega de licencias, pues será un eje rector de empoderamiento de grupos de campesinos, agricultores y comunidades en actividades de siembra, plantación, cultivo y cosecha del cannabis y sus derivados.

El proyecto, elaborado por las comisiones unidas de Justicia, Salud y Estudios Legislativos, con opinión de la Comisión De Seguridad Pública, determina que cada persona en un domicilio podrá tener hasta 6 plantas y un licenciatario sólo podrá sembrar mariguana de tipo sicoactivo hasta una hectárea en suelo abierto y bajo suelo cubierto mil metros.

Además, propone garantizar el derecho a pacientes con enfermedades de difícil tratamiento para que puedan acceder a medicamentos con sustancias basadas en cannabis, para que mejoren sustancialmente su calidad de vida y bienestar.

Indicó que el Estado intervendrá en la regulación del mercado, al crear el Instituto Mexicano de la Cannabis, que tendrá la responsabilidad de entregar licencias y permisos, llevar registro de usuarios y no fijará aplicación de impuestos.

El paquete de reformas busca ayudar en el fomento, promoción, educación para la salud, así como difusión del conocimiento de posibles riesgos atribuibles al consumo de cannabis.

El texto destaca el objetivo de la normativa que es desalentar las actividades ilegales n relación con el cannabis mediante sanciones apropiadas y medidas de aplicación.

El borrador también trata de establecer lineamientos generales para el diseño y evaluación de legislación y políticas públicas basadas en un diagnóstico que conllevaría el uso de la planta.

Además, trata de prevenir y disminuir incidencia de casos de automedicación y envenenamiento por consumo no controlado de productos personales y medicinales de cannabis y sus derivados.

En los ajustes se contempla la demanda de industria del cáñamo, al especificar que el cannabis industrial no es un agente psicoactivo, por lo que se liberarán sólo 5 tipos de licencias, se eliminan las de tipo científico del anterior proyecto y se incluirán actividades auxiliares de transporte y almacenamiento.

En el cultivo: la adquisición de semilla o plántula, la siembra, el cultivo, la cosecha y preparación del cannabis, en la transformación: preparación, la transformación, la fabricación y la producción del cannabis, la comercialización: distribución y la venta al público del cannabis, sus derivados y productos.

Exportación o importación: distribución y venta fuera del territorio nacional en los términos de las leyes, tratados y demás normatividad aplicable, las cuales deberán precisar el destino u origen del producto del cannabis, respectivamente.

Investigación: adquisición de semilla o plántula, siembra, cultivo, cosecha, preparación y transformación del cannabis y sus derivados, en las cantidades y términos del protocolo de investigación aprobado por la autoridad competente.