Pone Moody’s en perspectiva negativa a siete bancos

Sigue la embestida de calificadoras

Afectan políticas gubernamentales la confianza de los inversionistas, dice

Este viernes las principales instituciones financieras que operan el país fueron alcanzadas por la incertidumbre generada por la falta de inversión en el país, por lo que la calificadora Moody’s redujo desde estable a negativa las perspectivas crediticias de BBVA Bancomer, Banco Santander, Banco Mercantil del Norte (Banorte) y Banco Nacional de México (Citibanamex).

Precisó que son las políticas gubernamentales las que están afectando la confianza de los inversionistas, lo que se suma al menor crecimiento económico que ya se prevé.

De igual forma, la firma degradó la perspectiva de tres bancos de desarrollo, esto es, Nacional Financiera (Nafin), Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y Banco Nacional de Obras Públicas (Banobras).

Moody´s comentó que estas acciones son resultado del cambio de perspectiva a negativa desde estable de la calificación de bonos del Gobierno de México de A3, anunciada el 5 de junio pasado, y que utiliza para evaluar la capacidad del gobierno para brindar apoyo financiero extraordinario a las instituciones financieras en caso de estrés.

Cabe señalar que Moody’s, también cambió a negativa la perspectiva del fondo de garantía de depósitos Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), con lo que son ocho instituciones financieras afectadas por esta acción.

La calificadora señaló que el cambio a la nota de las instituciones bancarias fue motivado por el debilitamiento de la política en dos aspectos claves con importantes implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda.

Esto es, políticas que ahora son menos predecibles y que están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas a mediano plazo.

Y, por el menor crecimiento económico que se suma a cambios en la política energética y al papel que juega Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que introduce riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso de la actual administración de mantener una política fiscal en el corto plazo.

Precisó la firma que en el caso de BBVA Bancomer, Banorte, Santander México y Citibanamex, la evaluación se basa en su importancia para el sistema de pagos del país y su considerable participación en el mercado de depósitos del 21 por ciento, 13.3, 13.7 y 13.3 por ciento, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *