¡Positivo por esteroides!

Suspende la liga japonesa de beisbol al mexicano Joey Meneses

Estará inactivo un año.- El pelotero dice que la ingesta ‘no fue intencional’

La Liga de Beisbol Profesional de Japón (NBP, por sus siglas en inglés) dio a conocer que el pelotero mexicano Joey Meneses fue suspendido un año luego de dar positivo en el uso de sustancias prohibidas. La sustancia que se le encontró al pelotero azteca es Stanozolol, un esteroide que agiliza el desarrollo muscular.

Después de los estudios a los que fue sometido Meneses, su ahora ex equipo, Orix Buffaloes, decidió prescindir de sus servicios.

El infielder mexicano se defendió a través de las redes sociales y aseguró que la ingesta no fue intencional: ‘Cuando jugué en las ligas menores de Estados Unidos, hasta el año pasado, recibí pruebas de dopaje varias veces, pero nunca fui positivo y me sorprendió este resultado. Creo que tengo que aceptarlo, y debo aceptar la suspensión, y me disculpo por los inconvenientes causados a todos los fanáticos y partes relacionadas’.

De acuerdo al procedimiento regular en este tipo de casos, una segunda prueba fue realizada el 27 de mayo para confirmar el positivo y el resultado fue el mismo. Cuando los oficiales se la liga se reunieron con el jugador para solicitarle una explicación, éste dijo que no hizo nada de manera intencional y que aceptará el castigo que le aplique la liga.

En la actual campaña japonesa, el pelotero mexicano participó en 29 partidos en los que conectó igual número de hits, además de cuatro jonrones, para tener un promedio de .2026.

El prestigiado portal ‘Puro Beisbol’ recuerda que, Meneses se convierte así en el sexto jugador en fallar una prueba antidopaje en la historia de la NPB y el tercero en recibir una suspensión de un año por dar positivo por un esteroide.

Los otros dos fueron el venezolano Luis González y el español Danny Ríos en la temporada 2008, quienes también recibieron una sanción de un año cada uno y fueron poco después despedidos por sus respectivos equipos.

El mexicano Japhet Amador recibió una suspensión de 6 meses el año pasado por dar positivo por 2 diuréticos y luego el equipo decidió no renovar su contrato, mientras que el estadounidense Rick Guttorsom fue suspendido por 20 juegos en 2007 también por un diurético y pudo continuar su carrera en la liga después de cumplir la misma.

Finalmente, el japonés Hirokazu Ibata dio positivo en una prueba antidopaje en 2011 por una sustancia que estaba incluida en una medicina para sus ojos y para la cual su equipo necesitaba utilizar permiso y no lo hizo. La multa, por lo tanto, fue aplicada al club y no al jugador.