Precios de garantía para maíz, frijol, trigo, arroz y leche: Víctor Villalobos

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, anunció que después de 40 años los campesinos pobres de México tendrán precios de garantía en maíz, frijol, trigo panificable, arroz y leche fluida.

Se destinaron en 2019 para cumplir con los objetivos 15 mil 200 millones de pesos y para el 2020 serán diez mil millones.

Los precios están orientados a apoyar a los campesinos, a los comuneros, a los pequeños productores de autosuficiencia, sin intermediarios y sin coyotes y, con pagos inmediato tan pronto como entregan sus cosechas.

En conferencia de prensa informó que ya está todo lo para cumplir con este programa en el ciclo primavera-verano, para lo que se tienen listos 553 centros de acopio a lo largo de todo el país.

Sobre el tema, el Ignacio Ovalle Fernández, Director General de Seguridad Alimentaria Mexicana (Sgalmex), detalló que los precios de garantía tienen dos objetivos básicos:

Uno, atender a los productores más pobres del campo, y para esos efectos funciona el precio del maíz, del frijol y de la leche fluida. En el caso de maíz, como se ve, se compra la cosecha a los productores, a los campesinos que tienen hasta cinco hectáreas de temporal, y con un límite de compra de 20 toneladas. Con esto podemos decir realmente con seguridad que podemos llegar con ese precio al cien por ciento de los campesinos más olvidados del país, al 100 por ciento, dijo.

En el caso del frijol estaba planteado poder comprar a productores que tenían hasta 20 hectáreas de temporal o cinco de riego y comprando con un límite de 15 toneladas.

Sin embargo, anunció, hubo reiteradas peticiones de los productores, tanto planteadas a Segalmex, como fundamentalmente al jefe del Ejecutivo, de que pudiera aumentarse el hectareaje, la cantidad de hectáreas que podían ser favorecidas porque los principales estados productores de frijol en el país tienen extensiones grandes, pero no siempre muy productivas, por lo cual rogaría la siguiente lámina.

“El presidente de la República ha dispuesto que se pase la compra de límite de 20 hectáreas a 30 hectáreas, manteniéndose la de cinco de riego.

En el trigo panificable y en el arroz el objetivo fundamental es caminar hacia a la autosuficiencia alimentaria, es decir, reducir importaciones; por lo tanto, aquí se está comprando a cinco mil 790 y el arroz a seis mil 120.

Más o menos 30 por ciento más de lo que se compraría a pie de parcela al campesino. En algunos casos más, en el caso del maíz, el precio que se está pagando es 40 por ciento superior a como le compraban al campesino en el medio rural.

Esto significa que habrá un apoyo tanto en la fase productiva como en la fase de comercialización.

Para este año se calcula que tan solo en producción de maíz se integrará a casi 95 mil productores ya así se continuará con otros cultivos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sintetizó este gran y exitoso esfuerzo en una frase y dijo: lo importante es que “coman los que nos dan de comer”.