Preocupa a la UNAM aval de SCJN sobre contralores de universidades

Rector considera precedente preocupante; equipo jurídico de la Universidad ya analiza la determinación

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wichers, consideró como precedente preocupante que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avalara la facultad de los congresos estatales para designar a los contralores de las universidades autónomas, como en el caso de la UNAM.

Al inaugurar oficialmente el ciclo escolar 2019-2020, puntualizó que el equipo jurídico de la Universidad ya analiza la determinación y señaló que “lo que se tiene que hacer, es reconocer a quienes fueron o pueden estar involucrados en malos manejos, más que intentar controlar la economía de las universidades.

Al referirse a las medidas para que las faltas graves de los funcionarios de esas instituciones sean procesadas con base en las reglas del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), acotó que continuará con la defensa de la identidad universitaria y protección de la autonomía.

Asimismo, precisó que la UNAM toma sus propias medidas de austeridad, por lo que espera que para 2020 el presupuesto de la máxima casa de estudios no se vea afectado, en la discusión del próximo paquete económico.

El rector precisó que la Universidad inicia este año escolar atendiendo a más de 356 mil estudiantes y vuelve a alcanzar una cifra sin precedente, porque la extensión de su oferta educativa es un compromiso con la sociedad que nos da origen y requiere esfuerzo.

Acompañado por los ex rectores Pablo González Casanova, Guillermo Soberón Acevedo, Octavio Rivero Serrano, José Sarukhán Kermez y Francisco Barnés de Castro, Graue destacó este crecimiento es producto de la diversidad de la oferta, del esfuerzo de docentes, de los cuerpos colegiados y de las autoridades de las entidades académicas para ampliar posibilidades, sin alterar la calidad educativa.

La oferta educativa en el ingreso a licenciatura aumentó cuatro por ciento en relación con el año anterior, además de que casi 35 mil alumnos inician su bachillerato y 50 mil más comienzan alguna de las 128 carreras que imparte esta casa de estudios, señaló.

En el salón Juárez del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, resaltó que esta generación coincide con el nonagésimo aniversario de la autonomía. El símbolo de esta conmemoración es un árbol de follaje multicolor con hondas raíces y del que emergen las ramas del conocimiento que cultivamos.

Este árbol “se llena todos los años de hojas y frutos que son ustedes, y el resultado de nuestra actividad, que es necesariamente variopinta, diversa, plural y en armonía. Este árbol de la Universidad es un espacio privilegiado para ejercer y nutrir su libertad”.

En su follaje, agregó, está el espíritu de un pueblo profundo y diverso. En esta Universidad y en este árbol convergen y se cobijan todos los “Méxicos” que integran nuestra gran nación. Es el árbol que ha desarrollado a México y que, con sus frutos en cada egresado, con sus académicos y sus trabajadores, ha contribuido a la transformación y prosperidad del país al que nos debemos.

Así, el rector llamó a los nuevos alumnos a sentirse satisfechos porque gracias a su esfuerzo ahora forman parte de la Universidad, única por su tamaño, historia, tradición y su determinante papel en la evolución de nuestro país.

Esta casa de estudios es nacional desde hace 109 años, indeclinablemente autónoma desde hace 90, y la mejor de México desde hace mucho tiempo. Hoy también es la segunda mejor universidad en el mundo de habla hispana, resaltó.

Asimismo, hizo un llamado a los estudiantes a sumergirse con decisión al mundo del conocimiento que hoy se les abre, porque México los necesita reflexivos, imbatibles e incansables.