¡Presionan a Washington!

Multinacional no venderá sus productos hasta que cambie de nombre

Aumentan las protestas de compañías contra racismo

WASHINGTON (EFE).- La multinacional Amazon se convirtió en la última compañía en anunciar que eliminaría la mercancía de los Redskins de Washington que tiene en su catálogo para la venta, mientras que el equipo considera un cambio de nombre.

“Con el anuncio del equipo de Washington y la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), estamos eliminando productos con el nombre y el logotipo del equipo de nuestras tiendas”, dijo un portavoz de Amazon a CNBC. “Si no cierra o elimina correctamente todos los listados de productos restringidos de su inventario, puede desactivarlos”.

CNBC informó que a los vendedores en Amazon se les dio 48 horas para eliminar la mercancía de los Redskins.

La acción de Amazon es vista como otra muestra más del poder que poseen las compañías que trabajan y patrocinan a los equipos profesionales, sin que los mismos tengan, hasta el momento, elementos jurídicos que les apoyen en sus derechos comerciales.

Antes de la decisión tomada por Amazon, otras compañías como Nike, Walmart, Target y Dick’s Sporting Goods ya habían decidido eliminar la mercancía de los Redskins para la venta en línea mientras el equipo revisa su nombre.

La mercancía de los Redskins sigue a la venta en Fanatics.com y NFLShop.com, informó el miércoles el Sports Business Journal, citando portavoces de la compañía.

Los Redskins anunciaron el viernes que “se someterán a una revisión exhaustiva del nombre del equipo” en medio de una presión renovada.

Ahora se considera probable un cambio del nombre, sin que en el mismo haya ninguna referencia a los nativos americanos, aunque sí se podrían mantener los actuales colores burdeos y dorado como sus grandes señas de identidad y reflejo de su historia deportiva que le ha permitido tener tres títulos de Super Bowl (XVII, XXII, XXVI) que ganaron en 1982, 1987 y 1991, respectivamente.

Por su parte, el dueño del equipo, Dan Snyder, ha estado bajo más presión en las últimas semanas para cambiar el nombre dado el clima social en los Estados Unidos tras la muerte del ciudadano negro George Floyd cuando se encontraba bajo custodia policial en Minneapolis.

Snyder no había mostrado disposición para cambiar el nombre desde que lo compró el equipo en 1999, pero esta vez también se está viendo presionado por accionistas minoritarios que han manifestado su intención de vender las acciones que poseen de los Redskins.

Por su parte, FedEx, que tiene derechos de nombre para el estadio del equipo en virtud de un acuerdo de 205 millones que se extenderá hasta 2025, la pasada semana estuvo entre varios patrocinadores que solicitaron que el equipo cambie el nombre, de lo contrario considerarían su relación contractual con la franquicia de Washington.

Mientras que varios líderes y organizaciones de nativos americanos enviaron una carta al comisionado de la NFL, Roger Goodell, el lunes, pidiendo que la liga obligue a Snyder a cambiar el nombre del equipo de inmediato.