PRI y PAN acabaron a Pemex; huachitúnel en CDMX y huachibloqueos en Guanajuato; ¡bara, bara…!  autos fifí

¿Cuántos años se permitió el saqueo a Petróleos Mexicanos, sin que se hiciese algo para evitarlo?

La crisis que vive es para indignar a cualquiera.

Que Andrés Manuel López Obrador declaró una guerra a la ordeña sin planeación, sí.

Que fue sin calcular la gravedad de la escasez de gasolina en medio país, sí.

Pero el eterno candidato presidencial, descalificado y llamado demente por los conservadores, por la prensa fifí, por la Mafia del Poder, ha hecho lo que ningún otro: combatir a la delincuencia que se ha apoderado de los combustibles.

Son cárteles, iguales a los del narcotráfico.

O los mismos.

Y, por si fuera poco, ayer la correduría Fitch Ratings bajó la calificación crediticia de Pemex, por la grave crisis  y deterioro que atraviesa.

El lunes, Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, anunció un nuevo régimen fiscal para la petrolera, pero fue insuficiente para convencer a los analistas.

Fitch prevé que Pemex requerirá entre 15 mil y 18 mil millones de dólares anuales para reactivarse y para enderezar la balanza.

Está en quiebra.

Tiene una deuda de 100 mil millones de dólares y un pasivo por 65 mil millones de pesos en Adefas (Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores), lo que prácticamente le tiene en vida artificial.

¿A usted no le molesta que con las reservas petroleras, los yacimientos que posee y con 120 millones de habitantes, México no sea una potencia?

¿Que Pemex sea la petrolera más endeudada y saqueada del mundo?

¿Que por decenios se hayan permitido los abusos del sindicato que un tiempo explotó Joaquín Hernández Galicia La Quina y desde 1988 Carlos Romero Deschamps, así como la imposición de condiciones y contratos ventajosos y abusivos?.

¿Que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) hayan utilizado a Pemex siempre como caja chica sin invertirle, creyendo que esa fuente de ingresos jamás se agotaría?

A mi sí.

Ahí está, por ejemplo, el Pemexgate.

¿Lo recuerda?

De Pemex salían recursos para todo.

Hasta para financiar a todos los candidatos presidenciales del PRI.

El tricolor tuvo que pagar mil millones de pesos de multa al descubrirse que recibió 640 millones de pesos a través del sindicato, que, a su vez, recibió por concepto de préstamo de la petrolera.

Eran para la campaña de Francisco Labastida Ochoa, perdedor en la elección ante el nefasto Vicente Fox Quesada.

O cuando en los sexenios perdidos del PAN los excedentes petroleros se dilapidaron en contratación de burocracia dorada, creación de plazas y excentricidades, sin invertir un centavo en la producción y exploración.

Basta recordar la frustrada nueva refinería que prometió el otro nefasto, Felipe Calderón, de la que sólo se construyó la barda perimetral en Hidalgo y se abandonó.

Habrá que esperar las investigaciones, pero las tomas clandestinas en cinco ductos descubiertas en San Martín Xochinahuac, Azcapotzalco, llaman a cuestionarse:

¿No se daban cuenta los gobiernos de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón o no querían darse cuenta?

A López Obrador le  falta continuar con el combate a los abusos y al huachicoleo ejecutivo.

Tiene que ir por los de cuello blanco y no tanto.

En ese tema, Romero Deschamps parece un suculento pez gordo para fortalecer su de por sí impresionante popularidad.

El ex senador del PRI no será inmolado, por ahora, pero está en la lista de sacrificables, seguro.

A los despilfarros hay que sumar la hasta hace seis años creciente planta laboral, las jubilaciones absolutamente ventajosas y fuera de toda realidad de empleados que a los 40 años de edad ya disfrutaban de una vida que difícilmente consigue el promedio de los mexicanos.

Y los huachibloqueos de ayer en Guanajuato, al más puro estilo de los narcobloqueos del sexenio calderonista.

Son lo mismo.

 

Canasta básica de 40 productos

Buena idea, si hubiese una economía ágil, productiva, balanceada.

Incrementar en 17 productos la canasta básica, incluido pescado seco, carne y más es plausible, pero ¿con qué lo comprará la gente?

En México hay 55 millones de pobres y 11.5 en pobreza extrema.

Los precios de garantía, las becas, las pensiones, el subsidio a todo no es suficiente.

Hay que generar riqueza, empleos, producción, empujar la economía, porque, de lo contrario, no será suficiente subsidiar todo, ya que la población no tendrá recursos para adquirir.

 

Patio trasero

Carlos Gómez, hondureño de 55 años, es el primer migrante que Estados Unidos echa al patio trasero.

Me explico: es el primero que el gobierno de Donald Trump envía a México.

Solicitó asilo el año pasado, pero, en lo que resuelven su situación legal, es regresado sin que el gobierno mexicano diga algo.

Bueno, sí lo dijo: que se recibirá a los migrantes por razones humanitarias.

No porque Trump los envíe ni porque rechazarlos es hacerlo enojar.

Que quede claro.

 

Vamos al autotianquis

¿Quiere usted tener una camioneta negra, blindada, igualita a las que utilizaban Enrique Peña Nieto y sus cuates del gabinete?

O, acaso, ¿un avión para en sus mañanas de aburrimiento ir a desayunar a Miami u Orlando, pasar a Disneylandia y volver a casa al anochecer?

Vaya al tianguis del aeropuerto de Santa Lucía. Habrá subasta.

 

Vámonos:

Carlos Salinas de Gortari, El Innombrable, es el padre de la desigualdad.

Y el padre de calamidades que tienen a México hundido.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *