PRI y PAN ¿quién será la oposición?

A punto de cumplirse un año de la elección del 1 de julio, el panorama político aún es confuso.

La aplanadora que resultó ser Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y su creador y dueño, Andrés Manuel López Obrador, mantiene su poderío, aunque ya muestra signos del lógico desgaste que significa gobernar.

Morena ya no es ese monstruo que arrolló a todos ese domingo de 2018 y, prueba de ello, son los resultados de la elección del 2 de junio pasado, en la que, ciertamente, ganó las gubernaturas de Baja California y Puebla -con más trabajo de lo esperado-, así como el Congreso en Quintana Roo pero fue arrasado en Durango, Aguascalientes y Tamaulipas.

La oposición no termina de rehacerse y asumir su rol de  contrapeso para el Ejecutivo, necesario en toda democracia.

Tiene miedo y se ha escondido, al ver cómo el gigante guinda domina en las cámaras de diputados y senadores, donde tiene en el PRI a su mejor aliado.

El bloque que esta semana surgió en el Senado para detener la revocación de mandato, capricho de Andrés Manuel, sacudió a los aletargados legisladores y envió un mensaje de fuerza. Proponen sea a partir del 1 de diciembre de 2021, cuando se cumplan los tres años de la 4T.

 

Renueva dirigencia el PRI

Así, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) renovará dirigencia con miras a la elección intermedia de 2021.

La renuncia del candidato José Narro Robles a la competencia y al partido sacudió al de por sí debilitado tricolor, que carga con los errores y escándalos de corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Hoy se llevará a cabo el registro de los candidatos, en su sede nacional.

A las diez de la mañana llegarán de pura parafina Ivonne Ortega Pacheco, ex gobernadora de Yucatán y ex secretaria general del tricolor; Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador con licencia de Campeche, y Ulises Ruiz Ortiz, ex mandatario de Oaxaca.

Alito, como llaman a Alejandro, lleva como compañera de fórmula a la hidalguense Carolina Viggiano Austria.

Hace dos semanas, once de doce gobernadores manifestaron su respaldo al campechano para que sustituya a Claudia Ruiz Massieu, que en realidad culmina el periodo que comenzó Manlio Fabio Beltrones en 2015.

José Encarnación Alfaro, ex secretario de organización del tricolor y leal a Manlio, quien tras la salida de Narro Robles anunció que no votará, se sumó de última hora a la fórmula de la yucateca para la secretaría general.

Lorena Piñón Rivera, veracruzana, también acudirá y lo hará acompañada por el tamaulipeco Daniel Santos Flores.

José Ramón Martel, el otro candidato, declinó a favor de Alito.

Todos los candidatos sostienen que los dados están cargados a favor de Moreno Cárdenas, lo que él ha negado siempre. Su respuesta ha sido un llamado al diálogo y a la unidad.

Ayer, el Instituto Nacional Electoral (INE) entregó al PRI la verificación de su padrón y validó 6.7 millones de militantes, que podrán votar.

Los críticos aseguran que será un partido satélite de Morena y de López Obrador y que Peña Nieto, captado, por cierto, en video echando cumbia con la ex novia del fracasado Alfredo Castillo, y su chica, está detrás.

A nadie conviene un PRI debilitado o en peligro de extinción. Ni al sistema político ni al país ni a la incipiente y maltrecha democracia mexicana.

La cita en las urnas es el 11 de agosto.

 

El PAN debe asumirlo

El PAN ya vivió la renovación y Marko Cortés Mendoza heredó el mando de Ricardo Anaya Cortés.

Fernando Herrera, vocero del albiazul, reconoce que tras la elección del 1 de julio estaban hasta en riesgo de perder al partido.

-Teníamos 9 por ciento de preferencia del voto y, luego de la renovación de dirigencia y la elección de hace dos semanas, el resultado, aunque parezca paradójico por perder dos estados, es esperanzador porque hoy estamos entre 23 y 25 por ciento.

Viene la estabilización, porque los gobernadores ya ven en Marko al líder, dice.

Los panistas deben asumir el rol que les toca: ser la auténtica oposición, con nueve gubernaturas, sólo detrás del PRI que tiene doce y delante de Morena, con siete.

 

Vámonos: No hay dinero, se apaga la luz en San Lázaro, se prohíben hornos, celulares y cafeteras. No hay medicinas, recortan estancias, no pagan hotel de la PF ‘fifí’ ni de la selección de hockey y Guillermo del Toro anuncia ayuda -Conade transfirió, tras las críticas- despiden a 200 mil, se cae el empleo 88 por ciento en mayo ¡y regalan 30 millones de dólares a El Salvador!

albermontmex@yahoo.es                  @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *