Privan de la libertad a particular de Sergio Carmona

POR URBANO BARRERA
Elementos de la Fiscalía Estatal de Tamaulipas detuvieron a Nadia Virginia Grajeda Castro, secretaria particular del empresario asesinado, Sergio Carmona Angulo, sin existir orden de aprehensión y violando su derechos, denunció su abogado, Gerónimo Galván, quien expuso que su cliente fue prácticamente secuestrada e incomunicada por la autoridad en Reynosa.
Nadia Virginia Grajeda Castro, fue detenida junto con su pareja cuando llegaba a su trabajo a las 8:00 de la mañana del pasado miércoles, y hasta la cinco de la tarde no le habían explicado el motivo de su detención, explicó su defensa.
Gerónimo Galván detalló que ante la arbitraria detención solicitaron un amparo ante el Juzgado Séptimo de Distrito, el cual fue otorgado de inmediato y ordenó su inmediata libertad, sin embargo, el ministerio público no acató la resolución del juez federal.
“La detención fue ilegal, porque no en ningún momento hubo flagrancia o un delito que perseguir, por eso promovimos un amparo contra su detención, en razón de la privación de su libertad fuera de procedimiento. El juzgado concedió de inmediato el amparo para ser puesta en libertad, pero no le hicieron caso”, añadió.
Nadia Virgina Grajeda Castro, trabaja para la empresa de transportes de carga que era propiedad del empresario Sergio Carmona Angulo, quien fuera ejecutado en noviembre del año pasado en el municipio de San Pedro Garza García.
Hasta la tarde de este miércoles, Nadia Virginia, no había accedido a firmar ningún documento, ni ha hecho ninguna declaración ante ninguna autoridad competente a pesar de ser presionada y amenazada por elementos de la policía estatal, autores de la detención.
El abogado Gerónimo Galván, dijo que de acuerdo a la ley, cuando una persona es detenida de inmediato debe ser puesta a disposición ante la autoridad, y en el caso de Nidia Virginia, no fue así, pues prácticamente está secuestrada por la Fiscalía, violando el debido proceso.
La familia de Nidia Virginia, exigió justicia ante esta detención, y responsabilizaron de estas acciones al gobernador Ejecutivo local, quien desde hace algunas semanas envió a funcionarios de su gobierno para hostigar a la detenida.
“La empezaron amenazar y presionar para que les diera información sobre las operaciones de su ex jefe (Sergio Carmona) y sus relaciones con políticos, y como no se los dio, creemos que esto es consecuencia de ello. Tenemos miedo de que nos vayan hacer algo”, dijo uno de sus hermanos.