Propone México plan para Venezuela; avala Maduro

La propuesta de cuatro puntos incluye diálogo, acuerdos y compromisos

MONTEVIDEO, Uruguay.- Los gobiernos de Uruguay, México y países de la Comunidad del Caribe propusieron el miércoles a Venezuela un mecanismo para alcanzar una solución a la grave crisis política y humanitaria que padece, lo que fue celebrado por el presidente Nicolás Maduro.

La propuesta de cuatro fases incluye el diálogo inmediato entre los involucrados, la negociación y búsqueda de puntos en común, la construcción y suscripción de acuerdos y la implementación de los compromisos, explicaron los países en un comunicado de prensa.

“Este mecanismo es nuestra propuesta para garantizar una solución pacífica y democrática que evite una escalada de violencia”, explicó el comunicado.

De su lado, Maduro dio la bienvenida a la propuesta a la que consideró como un éxito.

Los gobiernos que participaron de la reunión en Montevideo también manifestaron su preocupación por la situación humanitaria, por lo que “exhortan respetuosamente a las partes a garantizar la vigencia de los derechos humanos y las libertades establecidas en la Carta de la Organización de las Naciones Unidas suscrita por Venezuela”.

Entretanto, Naciones Unidas advirtió contra el uso de la ayuda como un factor más en la crisis de Venezuela, después de que Estados Unidos envió alimentos y medicinas a la frontera del país, a pesar de que no está claro cómo superará las objeciones del presidente Nicolás Maduro.

Funcionarios estadounidenses dijeron que los camiones que transportan la ayuda llegarán a la frontera de Colombia con Venezuela esta semana a petición del líder opositor venezolano Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente interino del país sudamericano en enero.

El gobierno de Maduro niega que exista una crisis humanitaria en el país y culpa de los problemas económicos a las sanciones.

“La acción humanitaria debe ser independiente de la política, militar u otros objetivos”, dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, a periodistas en Nueva York.

“Cuando vemos la actual crisis, se hace cada vez más claro la necesidad de negociaciones políticas serias entre las partes para hallar una solución que conduzcan a una paz duradera para el pueblo de Venezuela”, agregó.

Guaidó escribió el mes pasado al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, solicitándole ayuda para abordar la crisis del país.

Sin embargo, el sillón de Venezuela en la ONU está ocupado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro y Guterres no puede impulsar una respuesta humanitaria en Venezuela sin su aprobación o la autorización del Consejo de Seguridad.

Estados Unidos podría intentar conseguir la aprobación del Consejo de Seguridad para entregar la ayuda sin la cooperación de Maduro, pero es probable que Rusia bloquee tal iniciativa.

Maduro dijo el lunes que no permitirá que el país sea humillado y que no aceptará “limosnas”.

El Comité Internacional de la Cruz Roja duplicó su presupuesto en Venezuela a 18 millones de francos suizos (18 millones de dólares) en las últimas semanas y también está ayudando a inmigrantes venezolanos en Colombia y Brasil, dijo el miércoles el presidente del CICR, Peter Maurer.

“Lo más importante es que la ayuda humanitaria sea despolitizada y que sean las necesidades de la gente las que dicten cuándo y cómo se usa”, indicó Dujarric.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *