Proponen campaña de concientización para el uso del agua

AIDA RAMÍREZ

Foto: Archivo

El gobierno capitalino inició una verificación “de los mayores consumidores” de agua, antes de empezar a cobrarle a los más de un millón de deudores que hay a quienes se les brinda el servicio de este vital líquido.

De ahí que, dijo la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, después de hacer este análisis y si se observa una gran cantidad de morosos, su administración podría iniciar, en breve, una campaña de concientización para el uso del agua, pero no dijo nada en cuanto a la invitación para que se pague por el servicio adeudado, por el cual se debe pagar, además, una comisión por el retraso.

Cuestionada sobre una nueva ley hídrica que se para en el Congreso capitalino para darle autonomía presupuestal al Sistema de Aguas local, señaló que en el periodo anterior de trabajos del Congreso, se presentó un proyecto “que tiene que ver con el agua como un Derecho Humano, también”.

Señaló que en la Constitución de la CDMX está el tema de un organismo público descentralizado, está planteado en la ley; “había ahí algunos temas que no permitieron que se aprobara y que se siguiera discutiendo; hay que integrar el tema de Pueblos Originarios, siempre, y ponerlo a consulta con los Pueblos Originarios, todo lo que tiene que ver con esto”.
Indicó que el pago o recaudación por el servicio del agua se va directamente al Sistema de Aguas de la Ciudad de México, “entra a Tesorería, pero se le regresa en inversión. Entonces, no es que ahora por ser un organismo público descentralizado va a tener más recursos, depende siempre del presupuesto público, porque se recaudan −si mal no recuerdo−, como cuatro mil millones de pesos por concepto de agua, quizá un poco menos, y el Sistema de Aguas tiene 12 mil millones de pesos de presupuesto, entonces, no es que por ser descentralizado, ahora va a tener más presupuesto”.
Comentó que el tema de las tarifas de agua, pues en todo caso, “es un tema también social, no solo es un tema técnico. Entonces, quitamos nosotros la privatización, que estaba privatizado el cobro del agua, lo quitamos; ha aumentado la recaudación gracias a ello, y todo se le entrega al Sistema de Aguas de la Ciudad de México. Ahora, ese sería un tema ¿no? Si está la ley o no, ya depende de los diputados”.

Al hablar sobre cómo se está afrontando una disminución de agua del Cutzamala, tras el programa que inició este lunes, Sheinbaum Pardo señaló que gracias a una serie de obras que se están haciendo desde el 2019, ahora hay más caudal del Sistema Lerma; Cutzamala viene de agua superficial de las presas que vienen de Michoacán y Estado de México y el Sistema Lerma son agua subterránea.

Ese Sistema Lerma lo administra el Sistema de Aguas de la Ciudad de México aun cuando está en el Estado de México y ahí se han hecho reposición de pozos, tanto del Gobierno de la Ciudad, del Sistema de Aguas, como de Conagua (Comisión Nacional del Agua) para el Plan Integral de Abastecimiento de Agua Potable para la Zona Metropolitana del Valle de México, que significa “muchas obras dentro de la ciudad, obras dentro del Estado de México y después, obras adicionales para un abastecimiento mayor”.

Adelantó, lo que consideró “una obra muy importante” para el Lago de Xico, que está entre Chalco y Ciudad de México, entre Tláhuac y Chalco, que se está trabajando con los ejidatarios, además de algunas otras obras de mejoramiento del PAI Norte y PAI sur, que son pozos que existían y donde se están reponiendo estos pozos.
“Adicionalmente, es una obra de un macrocircuito metropolitano que está haciendo el Estado de México, que va a permitir que este abasto de agua se pueda conectar directamente a Iztapalapa, en la Caldera, más distintas plantas de potabilización que se están haciendo”, dijo.
Cuestionada si con estas acciones estamos lejos de vivir una situación similar a la de Monterrey, Nuevo León, señaló que allá se tiene una problemática particular porque la mayor parte del agua viene de abastecimiento de las presas, tienen una parte de agua subterránea y parte del problema es que no tienen una línea de conducción adecuada de la presa El Cuchillo a la Zona Metropolitana de Monterrey que estaba planteada desde hace más de 14 años. “Ayer se mencionó en la reunión del Presidente con el gobernador de Nuevo León, y se están haciendo varios planteamientos”, señaló.
Mientras que en la CDMX se hace un manejo de presas, y la disminución que se está haciendo ahora y no se hizo en febrero, es porque se está estimando cuánta agua va a llegar a las presas de aquí a diciembre “y no estamos ahora en el nivel… estamos cerca de los niveles del año pasado, que son los niveles históricos más bajos que ha tenido el Cutzamala por la sequía que afecta a la mayor parte del territorio nacional, con excepción del sur-sureste”.