‘Próxima gran estrella’

La golfista María Fassi piensa en grande y tiene una meta clara

Sabe que para lograrlo tiene que trabajar muy duro

María Fassi acompañaba a sus hermanos para verlos practicar golf en en Club Pachuca. Por influencia familiar, ella y sus hermanos practicaban la mayor cantidad de deportes posibles.

Sin embargo, el golf no era un deporte que de inicio emocionara a María, como ella misma lo reconoce: ‘No era un deporte que haría que un muchacho dijese, ‘papi, quiero jugar al golf’. Vivíamos prácticamente en un campo de golf en Pachuca. Nueve hoyos. Iba con mis hermanos a verlos pegarle a la pelota. Un día alguien me dice, ‘vienes pero nunca juegas’. Empecé a darle a la pelotita y me gustó mucho”.

Han pasado algunos años y ahora todas las miradas del golf voltean a verle. Saben que la hidalguense tiene cualidades importantes. Suzy Whaley, presidenta de la PGA of America, jugó con Fassi en un torneo pro-am y pronosticó que la mexicana será ‘la gran superestrella’ del circuito femenino de la LPGA.

El comisionado de la LPGA Mike Whan se le presentó a la novata de 21 años en una práctica en Hazeltine y le confesó que ‘nunca oí hablar más de una jugadora que de ti’.

Semejantes expectativas son peligrosas. Abundan los casos de jugadores que asomaron como grandes promesas con los que no pasó nada.

 

¿POR QUÉ NO YO?

Fassi, no obstante, no le teme a las presiones: ‘Alguien tiene que ser la próxima gran estrella. ¿Por qué no puedo ser yo? Quiero llegar a serlo. Sé que debo trabajar mucho y ser paciente, y que algún día lo conseguiré’.

Whan oyó hablar de Fassi por primera vez hace algunos años. Hizo maravillas durante la ronda final del Campeonato Nacional Amateur de Augusta, donde se la vio recogiendo sostén del tee cuando la pelota estaba todavía en el aire.

Terminó segunda, detrás de su gran amiga Jennifer Kupcho. Al mes siguiente coronó sus cuatro años en la universidad de Arkansas ganando el título universitario de la NCAA.

Fassi, quien fue admitida en la LPGA en diciembre y postergó su afiliación hasta que terminó la universidad, juega esta semana su cuarto torneo profesional en Arkansas precisamente.

‘Cuando empecé a jugar, el primer maestro que tuve en Pachuca dejó que desarrollase mi propio swing. A partir de allí, con todos los técnicos que tuve trabajamos en base a eso. Tenía caderas rápidas y nadie quería meterse con eso. No lo sabía por entonces, pero resultó ser algo positivo’, recuerda.

 

DOMINANTE

Su bolsa la lleva Gary Matthews, caddie veterano que trabajó con Sergio García, Anthony Kim, Lydia Ko y más recientemente con Charl Schwartzel, hasta que una lesión en una muñeca puso fin a su temporada. Fassi le recuerda los comienzos de Tiger Woods porque tiene una potencia cautivante. Pero a Woods le tomó algunos años pulirse.

‘Cuando aprenda a usar los palos mejor, va a ser dominante’, pronosticó Matthews.

Fassi ya sobresale en un aspecto: Tiene un título universitario en administración deportiva. Fue a Arkansas inicialmente por un año, pero después no quiso irse.

La experiencia en Arkansas ‘incidió en lo que soy hoy como golfista, pero más todavía en lo que soy como persona’, señaló.

Ahora se siente lista para las grandes ligas y las expectativas que la rodean. Fassi es intrépida en la forma en que juega y en que piensa. No se siente una estrella, pero no le escapa a esa noción.

En la muñeca tiene una pulsera que dice ‘one day closer’, un día más cerca. Y vaya que lo está.

 

Así lo dijo…

‘Alguien tiene que ser la próxima gran estrella. ¿Por qué no puedo ser yo? Quiero llegar a serlo’.

María Fassi

Golfista profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *