Puebla huele el repechaje

DERROTA A BRAVOS Y DEJA AGONIZANTE

La Franja se impone con goles de Tabó y Martínez, y amanece como sexto de la clasificación

CIUDAD JUÁREZ/PUEBLA.- Mucho nervio en la frontera y no era para menos con la repesca tan lejos o tan cerca. Los de Larcamón saltaron apurados a la grama del Benito Juárez tras conocer el resultado de Necaxa, porque éste los desplazó de la tabla dejándolos en la cuerda floja en el baile de repesca; pero los goles de Christian Tabó y Guillermo Martínez ratificaron por una semana más a La Franja en los sitios de privilegio.

El conjunto blanquiazul encarará entonces a los Diablos Rojos del Toluca en la semana de todos santos “vivito y coleando”, en el Cuauhtémoc, dependiendo de sí para jugar la recalificación.

Bravos, por su parte, la tuvo siempre clara, aguantando para lastimar en el desdoble como si se jugara poco o nada el viernes y en casa.

De esa forma, poco o nada los fronterizos le permitieron a La Franja. Aunque el conjunto blanquiazul se las ingenió para amagar y sufrir, porque a decir verdad la presumió, pero Juan Pablo Parra sin marca, frente a Hugo González la tiró por fuera en el primer tiempo.

 

SIN ACCESO

Después a los entrenados por Nicolás Larcamón se les agotaron las vías o más bien Juárez y Ricardo “Tuca” Ferretti sellaron las grietas. Pero ante la pelota parada, bien ejecutada, nada y Christian Tabó se quedaba cerca de marcar un golazo de no ser por la horquilla.

El uruguayo a través de un tiro libre sorprendía a Hugo González cuando éste esperaba un centro, pero nunca un disparo, más cuando había poco ángulo para el intento. La pelota venenosa impactó la unión de los postes del ángulo superior izquierdo de la cabaña fronteriza para ahogar el grito de gol del Puebla, mientras González y los fronterizos sudaban frío.

 

PEGA LA FRANJA

Para darle mayor dramatismo el juego debía de definirse en el complemento donde Guillermo Martínez, la novedad el viernes en el XI de Nicolás Larcamón, robaba y punteaba un esférico en el área juarense. La forma en cómo remató Memo sorprendió al portero González, pero éste como un auténtico felino rehízo el cuerpo y con una barrida despejó el peligro cuando el esférico se clavaba de forma agónica en su arco.

El script parecía se repetía; sin embargo, Juárez se rebeló y dio el paso al frente como para decirle o dejarle en claro a Puebla, “yo también juego”.

La presión de la que habló en la previa Larcamón se hacía más evidente en el Benito Juárez, pero tal vez su equipo justo en ese momento las recordó y se serenó mostrando su versión más zen.

Justo ahí Christian Tabó desniveló para el blanquiazul después de tres intentos y en la misma acción. En los primeros dos la tiró al muñeco haciendo héroe a González, pero “la caprichosa” le quedó al uruguayo sólo para empujarla; si el charrúa fallaba eso… pero no lo hizo y La Franja se puso en modo “ahí te voy repesca”.

Con el Puebla crecido, Guillermo Martínez remachó la obra para asegurar el resultado con un martillazo de cabeza para mantener a La Franja en zona buena.