Que Kuri ya pagó

Sin embargo, aún no garantiza su estadía en primera división

Finanzas del club, a análisis  para ver que exista solvencia

Aunque no se ha dado a conoce de forma oficial, ayer, último día para que los Tiburones Rojos del Veracruz liquidaran los 120 millones de pesos, más impuestos, y aseguraran su permanencia en primera división, pagaron la deuda a través de su propietario Fidel Kuri Grajales.

Se supo que temprano por la mañana se hizo la transacción a las arcas de la Federación Mexicana de Futbol. El pago fue por concepto de de fianza para poder permanecer en la Liga MX.

Sin embargo, aún no está asegurado que Tiburones se quede en el máximo circuito del balompié mexicano.

Ahora será la empresa Ernst & Young la que se encargue de investigar la procedencia del dinero con el que pagó el dueño del Veracruz y en caso de que no exista problema se podrá hacer el anuncio oficial de que el cuadro jarocho se mantiene en primera división.

La auditora revisará que las finanzas de la franquicia sean sanas y con la solvencia suficiente para sostener a un club del máximo circuito.

Los resultados de la auditora se deberán de entregar antes del 20 de mayo, fecha en la que está programada para celebrarse la asamblea de dueños de los equipos del futbol mexicano.

En caso de que el resultado sea positivo para los Tiburones Rojos del Veracruz, el cuadro jarocho será el equipo número veinte de la Liga Mx a partir del torneo Apertura 2019, donde de momento el lugar 19 lo ocupa el recientemente ascendido Club Atlético San Luis.

Ante esto, Kuri Grajales realizó una publicación extraña a través de su cuenta oficial de Twitter: “Cuando el debate está perdido, la calumnia es el arma del perdedor”.

Se sabe que el dueño de Veracruz no hará el anuncio oficial del pago, pues eso lo deberá hacer la Liga o la Federación Mexicana de Futbol.

 

MÁS PAGOS

Además de los 120 millones de pesos (con todo e impuestos el monto total del cheque que expidió Kuri fue de 139.2 millones, pues el cargo incluye la multa con impuestos) el dueño del Veracruz deberá hacer otros pagos para garantizar que su equipo permanezca en el máximo circuito de futbol de nuestro país.

Tiene un adeudo aproximado de 20 millones de pesos con ocho jugadores a manera de premio luego de haberse salvado de descender durante la temporada 2017-18. De hecho, ese caso se encuentra en controversias.

También debe 244 mil 500 dólares, aproximadamente 4 millones 718 mil pesos al equipo Santiago Wanderes por los derechos de formación del jugador uruguayo Matías Santos.

Agregue usted una multa por 289 mil pesos de la Federación Internacional de Futbol Asociación y más de 115 millones de pesos como deuda luego de fichar al jugador Franco Peppino.

 

AMENAZA A JUGADORES

En diversos medios de comunicación se manejó la versión de que el dueño de Veracruz amenazó a sus jugadores para que ya no hicieran mayores aspavientos que incrementen la onerosa deuda que tiene el cuadro jarocho.

Y es que algunos elementos jarochos metieron controversias luego de los adeudos de Kuri.

Dichas controversias podrían dar al traste con la intención de mantener al equipo en el futbol de la primera división.

A fuerza de ser sinceros, el equipo del Veracruz administrativamente es el claro ejemplo de cómo no se debe llevar un equipo de futbol profesional de primera división. Lo más lamentable de todo esto es que la afición jarocha no merece por todo lo que está pasando.

 

Liquida el martes

El dueño de Veracruz, Fidel Kuri, liquidará el adeudo que tiene con sus jugadores el martes de la próxima semana, según se los hizo saber.

El plantel recibió el aviso de que el propietario del conjunto les pagará en unos cuantos días y quedará cubierto hasta el mes de abril, mientras que ya sólo quedaría pendiente mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *