Queman sede de DH en Ecatepec tras desalojo y la detención con violencia de varias de sus integrantes

Colectivos feministas incendiaron ayer las instalaciones de la visitaduría general de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) en Ecatepec tras su desalojo y la detención con violencia de varias de sus integrantes.

Un grupo de aproximadamente 50 mujeres llegó al recinto ubicado en la Avenida Morelos número 21, esquina con Río Balsas, colonia Boulevares, con el fin de protestar por el abuso policial.

El recinto fue pintado con consignas en contra del gobierno, se leían señalamientos como “puercos” y “violadores”. La planta alta del lugar fue alcanzada por las llamas.

Minutos después de las 19:00 horas arribó el cuerpos de bomberos para sofocar la conflagración.

La quema fue una reacción al violento desalojo de la madrugada de ayer.

El caso forma parte de recientes tomas de instalaciones en el país en protesta por la violencia y los feminicidios que siguen al alza, denunciaron activistas.

La organización Manada Periferia, cuyas afiliadas se apoderaron de las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), entidad vecina de la capital, dijeron que sufrieron una violencia excesiva por parte de los agentes que recuperaron el edificio la madrugada del viernes.

Las activistas subieron videos en sus redes sociales acusando agresiones y dijeron que en las instalaciones había una mujer embarazada y niños cuando llegaron decenas de agentes de seguridad a sacarlas.

La fiscalía del Estado de México confirmó horas más tarde el operativo a través de un comunicado, pero negó haber agredido a las mujeres ni haber llevado a cabo “algún procedimiento ilegal”, a la vez que dijo que las 13 personas que habían sido detenidas estaban siendo puestas en libertad.

“Nuestras compañeras ya fueron liberadas, desafortunadamente están lastimadas debido a la violencia que sufrieron anoche”, dijo en Twitter el colectivo feminista Ultravioleta, del Estado de México, la entidad líder en asesinatos de mujeres por razones de género en el país en los últimos años.

En México, los feminicidios subieron un 5.4% entre enero y julio, respecto a 2019. En el séptimo mes del año, 74 mujeres fueron asesinadas, según datos oficiales.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió a las autoridades locales “no violentar” a las personas detenidas, entre las que denunció había niños además de mujeres, mientras que Amnistía Internacional acusó al gobernador local, Alfredo del Mazo, de “represión policial”.

La ocupación de la Codhem precedió a la de la sede principal de la CNDH en Ciudad de México, que permanece tomada por familiares de víctimas y activistas desde la semana pasada para exigir respuesta del Gobierno a los altos niveles de asesinatos de mujeres.

Agrupaciones feministas también han “clausurado” otras oficinas de comisiones de derechos humanos en varios estados en México, como Puebla, Michoacán, Veracruz, Tabasco y Aguascalientes, en solidaridad con quienes protestan desde la CNDH en la capital.