¿Quién ganará la encuesta de Morena?; Herrera, optimista, pero claro: crecerá PIB, sólo si muere C-19

Movimiento Regeneración Nacional (Morena) es hoy un exquisito platillo.

Todos quieren saborearlo.

Todos quieren devorarlo.

Todos quieren sacar provecho.

Pero sólo uno o una recibirá la unción, el toque del dedo divino, el respaldo de Andrés Manuel López Obrador, su inventor, su creador y administrador.

Será una encuesta abierta a todos los militantes, que organizará el Instituto Nacional Electoral (INE) por orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (vulgo Trife) la que indique al ganador.

Usted y yo sabemos que eso difícilmente es cierto.

Que las fuerzas vivas serán movilizadas, acarreadas, para votar por quien el ocupante de Palacio Nacional ya ha decidido desde hace rato.

Que los morenistas no elegirán a su nueva dirigencia.

Bueno, sí, pero no.

Irán con línea y con torta y chesco de por medio.

Ayer concluyó la etapa de registro para la dirigencia y la secretaría general nacionales.

Y nomás se incribieron 51 para la dirigencia nacional y 54 para la secretaría.

La lista para la dirigencia la encabezan Yeidckol Polevnsky Gurwitz, Mario Martín Delgado Carrillo, Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, Alejandro Rojas Díaz Durán y Gibrán Ramírez Reyes.

Por ahí figura el trepador Antonio Attolini Murra para la secretaría general y Citlalli Hernández Mora.

El INE tendrá que hacer una limpia para definir la lista final, que será sometida a la voluntad de los serenos morenos entre el 16 y 22 de septiembre, para definir el máximo de seis candidaturas, según acordaron los consejeros.

O sea que vaya borrando al resto, porque los señalados son cinco.

La encuesta se levantará del 26 de septiembre al 2 de octubre y el ganador o ganadora estará en el cargo hasta agosto de 2023.

Es decir, será responsable de la elección intermedia del 6 de junio de 2021, cuando estén en juego la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas, clave para el futuro del gobierno de Andrés Manuel.

Mario Delgado parece ser el preferido desde Palacio Nacional, pero Porfirio, con todo un historial y con dos dirigencias partidistas a hombros -PRI y PRD- no puede ser descartado.

¿A quién ha elegido ya el dedo celestial?

Muñoz Ledo, por cierto, fue duro con Gibrán, quien se siente el intelectual orgánico de la 4T.

Ayer, al llegar al INE a inscribirse, dijo, en torno a la gran cantidad de competidores:

-Unos son aspirantes y otros suspirantes.

Supe de ese muchacho, uno de cara redondita, en clara referencia a Gibrán, porrista desde twitter y desde diversos medios de Morena y de Andrés Manuel.

-Fue tan grande la ola que hasta basura trajo.

No es mía la frase, es de Andrés Manuel, aclaró el veterano de mil batallas y saltimbanqui profesional.

Muñoz Ledo ha servido a quien el viento le ha puesto enfrente.

Lleva a Citlalli Hernández, otra acomodaticia, para la secretaría general.

Y con acarreados, Yeidckol Polevnsky fue la más aplaudida.

-Juro que tengo un nudo en la garganta, tengo ganas de llorar, dijo a los chicos de la prensa ante la espontánea muestra de respaldo.

Gibrán, por cierto, llegó con unos diez matraqueros.

 

Herrera el optimista

Arturo Herrera es muy optimista, pero realista:

-Sólo crecerá la economía, si se controla la pandemia.

Su paquete económico 2021 prevé crecimiento de 4.6 por ciento y caída en 2020 del 8 por ciento.

La neta que se conforme -y nos conformemos todos los mexicanos- con que no rebase el -2 por ciento.

Eso ya sería ganancia para la realidad que enfrentan México y el mundo.

 

Vámonos:

Vamos a defender a muerte al presidente López Obrador, dijo ayer Cuauhtémoc Blanco Bravo.

El ex futbolista es gobernador de Morelos.

Y con los colores del Partido Encuentro Social -que perdió el registro en la elección de 2018 por no alcanzar el 3 por ciento mínimo de votos- hoy Partido Encuentro Solidario, que ¡bingo! tiene registro de nuevo.

Y como dijera Andrés Manuel:

¿Quién pompó partidito, quien pompó?

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex