“Quiero un América de época”

Miguel Herrera, de visita en OVACIONES

Aunque hizo campeón al América, se siente en deuda, porque lo dejó en su momento.- Tricolor y Europa en su horizonte

Miguel Herrera está en deuda con el América y quiere retribuirle con títulos y haciendo un equipo de época.

Pero ¿por qué tiene ese compromiso si lo hizo campeón?

El propio Miguel así lo considera, porque voló del nido para ir al rescate de la selección y se cortó un proceso que prometía muchas más satisfacciones parta las Águilas.

Hoy, en su retorno a Coapa, Herrera llega con esa misión, de devolverle el protagonismo al América y situarlo nuevamente en lo más alto del futbol mexicano.

El Piojo estuvo de visita en OVACIONES, para compartir su sentir por el momento que vive el club, así como sus expectativas colectivas y personales.

 

POR LA DINASTÍA

El arribo del timonel americanista a nuestra Casa Editorial provoca la admiración de la gente, que apenas lo ve llegar y de inmediato lo aborda en busca de la selfie.

Miguel no cambia, es el mismo de siempre: cordial, sencillo, sonriente, atendiendo a todo quien le solicita la foto o el autógrafo.

Y en la charla con la gente de OVACIONES, con Alberto Montoya, Javier Contreras y Martín Alvarado, igual, es sincero, directo y expresivo.

La plática se enfoca primero en sus Águilas, en el objetivo que pretende alcanzar en el timón y habla de su ilusión por alcanzar la dinastía, por lograr un América de época:

“Esperemos que sí, que los títulos marquen diferencia, esperemos que se pueda. Quiero un club ganador, luego si se dice que es el equipo de la década, de época o de dinastía, lo importante es que gane, que levante trofeos que es lo más importante”.

Y aclara que ser campeón no es algo a lo cual se comprometa por contrato:

“Siempre que llegas al América la exigencia está, de llegar a las finales, convencer a la gente, pero no está firmado, nadie dice que si no eres campeón te vas, eso se te puede dar. Cruz Azul hasta el minuto 88 era el campeón y luego en cinco minutos se le dio la vuelta y la historia fue diferente”, dice recordando esa final que le ganaron a los cementeros.

Y ese recuerdo hace que le brillen los ojos, porque ése título del Clausura 2013 le cambio la vida:

“Sí, porque América no bajó los brazos y es el sello de uno. Un equipo que luche, que tenga esa mística de no parar de luchar, de no bajar los brazos. Luego si pita el árbitro y se pierde no pasa nada, si no alcanzó está bien, pero como técnico sabes que siempre hay algo que corregir, aunque se gane.

 

EN DEUDA CON AMÉRICA

Miguel habla de estar en deuda con las Águilas, algo que suena raro, porque en su momento lo revivió y lo hizo campeón, pero él así se siente:

“Tengo muchas deudas acá con la afición de América y con la directiva, que por supuesto que me dio ese empujoncito para llegar a la selección nacional, con el dueño de este equipo (Emilio Azcárraga Jean) que aceptó que saliera. Tengo una deuda muy grande con la afición que pidió mi regreso y eso ha sido muy significativo para mí”.

Y es que está agradecido y dice que ellos le ayudaron para salir, de ahí su deseo de retribuir con títulos:

“En el corto plazo se pudo devolverle el protagonismo al América, en el mediano se logró el título y luego venía el largo plazo con la idea de hacer un América ganador de títulos, de darle continuidad a lo que se venía haciendo, pero surge lo de la selección y América me apoya para mi gestión en el tricolor, entonces crece la deuda… Luego salgo de la selección y tomó otro proyecto y también se hacen las cosas bien con Tijuana, entonces viene la circunstancia de que la gente pide mi regreso y América me busca, crece más la deuda”.

 

SELECCIÓN Y EUROPA EN HORIZONTE

El deseo de Miguel es ver a las Águilas volar alto, pero el tema de su regreso a la selección parece algo inminente, tarde o temprano se debe dar, aunque él no piensa en ello… por ahora.

“No. Está América, está América y está América. Si hago bien las cosas, podría ser y sería extraordinario tener una oportunidad en el extranjero, saltar el charco. La selección ya la pase, tuve momentos muy importantes… eso sí siempre estoy listo para la selección, pero en este momento hay un técnico (Juan Carlos Osorio) al que se le debe apoyar. Después vendrá otro proceso y habrá otros técnicos levantando la mano, después del mundial veremos qué pasa, pero estoy muy contento en América.

 

SU SECRETO ES EL TRABAJO

En sus diferentes equipos (Atlante, Monterrey, Tecos, América y Xolos), Miguel ha entregado resultados.

Hoy la muestra es que prácticamente con el mismo cuadro que La Volpe no pudo calificar, él lo levantó y lo tiene en la parte alta, peleándole a Rayados el sitio de honor.

¿Cuál es la clave?

Trabajo, solo eso:

“No hay otra circunstancia que no sea trabajar, que no sea convencer a los muchachos de lo que se debe hacer, del plantel que tenemos. Del compromiso que tenemos con la institución, por supuesto, saber en dónde estamos parados todos y después con esa gran afición que tenemos… Los convencemos del trabajo, generamos competencia interna”. Además destaca que recuperaron gente que el pasado torneo se lesionó y eso le da para tener un plantel vasto, completo y muy bueno, y obvio el equipo tiene que dar de que hablar.

 

A LA PAR DE CUALQUIERA

En el papel, Monterrey y Tigres son las planillas más completas de la Liga MX y Herrera se los reconoce, pero deja claro que América no es menos que ellos.

“Nosotros también tenemos un trabuco. Hoy no podemos decir que no les hacemos mella (a Rayados y Tigres), por supuesto que estamos a la par. Ellos tienen equipos muy completos, muy bastos, pero América también.

“Hoy con 11 extranjeros, de 11 sólo 9, entonces sufro dolores de cabeza mientras decido a quiénes utilizar en cada partido, pero eso es lo que yo quiero, tener un equipo que esté comprometido y que todos salgan a la cancha a matarse por el resultado, más allá de quién consiga la anotación o no”.

Señala que el que no se mate queda fuera y eso lo saben sus jugadores, saben incluso que aún haciendo muy bien las cosas podrían no jugar.

“Lo que les pido es que nunca bajen los brazos, todos están comprometidos y eso me da mucho gusto”.

 

LIDERATO Y TÍTULO

Las Águilas se ostentan hoy como sublíderes del certamen, pero acabar en la cima no es una obsesión, pero calificar u buscar el título sí.

“El liderato nunca es una obsesión, calificar sí. Y si lo haces dentro de los cuatro primeros lugares te garantiza muchas cosas y beneficios en la liguilla. Hablan de la maldición del primer lugar, pero si me lo dan siempre lo agarro, siempre, después veremos si llegas o no a la final… si logramos de sumar más de 30 puntos y con eso me da el liderato, bienvenido. Yo quiero sumar torneos de 30 puntos o más, porque eso me garantiza que el equipo siempre va a estar arriba en la porcentual y vamos a pelear por estar en la parte de arriba de la tabla”.

 

RIVALES A VENCER

Y evidentemente, Miguel Herrera sitúa a sus Águilas entre los rivales a vencer, que no los únicos, porque ve rivales con potencial:

“Como el hablar de Chivas, y por supuesto que equipos como Monterrey o Tigres, cuyos planteles los hacen rivales muy importantes, pienso que en la Liga MX se puede decir que América y éstos son los rivales a vencer, estos son los favoritos, pero se debe estar a full y saber que con quien te enfrentes.

“Al América siempre le juegan a tope, a nosotros nos ha pasado y lo he dicho desde la primera vez que llegué al América, hoy en mi regreso no ha sido la excepción, le juegan a tope por lo que representa, lo mismo frente a Chivas, son equipos que siempre visten”.

¿América y Chivas, quién es más grande?

“Son los más importantes a nivel de afición, también los que más títulos han ganado. Es obvio, tienen una situación aparte de todos los demás y siempre se ha dado esa polémica e insisto que el equipo más grande es el que más títulos tiene o el que la afición elija, si tiene más títulos por ende es el más grande y el de mayor trascendencia, y hoy están empatados y elegir depende de la gente. La afición tiene el voto de calidad”.

La charla con Miguel es amplia y hay temas que quedan pendientes, para la segunda parte de la entrevista.

 

EL LADO HUMANO DEL PIOJO

Miguel habla del técnico, pero también la persona, el padre familia, el que muchas sacrifica este aspecto por su profesión.

Es algo que muchas personas no ven, no lo saben, pero la familia así como disfruta de sus logros, también sufre sus ausencias.

“Sí. Cuando se puede viajan conmigo, pero saben que vienen a estar cerca de mi trabajo, no de vacaciones. A veces pueden estar junto a mí”.

Herrera revela su gusto por el cine, por estar y convivir con su familia, “aunque hace rato no voy, tampoco al teatro. Por las tardes me gusta ver series de TV, la UFC, basquetbol, salir a comer o a cenar. En provincia tienes más tiempo, pero en la ciudad se sacrifica mucho a la familia.

“Todas las semanas tienes comida con la directiva. Mantener el contacto con la prensa fuera del club. Preparar las tareas del día siguiente con tu cuerpo técnico, los vídeos, preparar el partido, romperte la cabeza para definir el 11., el tráfico. No es lo mismo ser técnico que jugador, (la labor del DT) te absorbe las 24 horas del día”.

Y quizá por eso no tiene prohibiciones para los jugadores, simplemente les pide que se cuiden y cuando el partido se acerca, para eso son las concentraciones, para que descansen, para que coman sano y no tacos en la calle, porque no hay una cultura de una buena alimentación y está el riesgo del clembuterol, por ejemplo.

“Si los jugadores van a casa las distracciones de los hijos pueden darse y no se descansa. Además en las concentraciones se tiene la oportunidad de conocer mejor a tus compañeros de equipo. Se fortalece la unión dentro del equipo

 

APLAUDE DONACIÓN DE TAQUILLA

Miguel también habló sobre el gesto del América de donar la taquilla del clásico que jugarán contra Chivas:

“Es muy importante, es la más grande de México, por el tamaño del estadio Azteca. América siempre ha estado comprometido con la sociedad y con la ayuda a los mexicanos, siempre ha tomado iniciativas importantes y esta no es la excepción dado el delicado momento que sufren los damnificados en estados como el de Chiapas y Oaxaca, principalmente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *