‘Reafirmo mi vocación’

Roberto Román, tras grave cornada

Fue sometido a una segunda operación

‘Esta cornada me sirve para replantear muchas cosas y para reafirmar otras, entre ellas, mi decidida vocación de ser torero’, asegura el valiente aguascalentense Roberto Román, quien el pasado domingo sufrió una grave cornada en el recto, mientras actuaba en el coso de Insurgentes.

Román fue sometido la noche del domingo a una primera operación en la que se controlaron los daños. Entrada la noche, ayer, fue sometido a un segundo proceso quirúrgico para reparar los daños que sufrió.

El parte médico firmado por el doctor Rafael Vázquez Bayod, Jefe de los Servicios Médicos de la Plaza México, dice, en su parte medular: ‘lesión perianal que desgarró parte del esfínter anal en un cincuenta por ciento, presenta una cornada de una trayectoria hacia la misma fosa isquiorectal de 15 centímetros. Se decide hacer una cirugía de control de daños y se programa para un nuevo procedimiento quirúrgico para reexploración y manejo definitivo’.

Antes de ser trasladado al quirófano por segunda ocasión, Román aseguro que: ‘Lo que más me duele es perder las fechas que ya tenía firmadas. Creo que las cornadas son errores y ni modo, son gajes del oficio. Espero volver pronto. Yo me quería salir de la enfermería para lidiar a mi segundo, pero los médicos no me lo permitieron’.

El duro percance fue para el hidrocálido su bautizo de sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *