Rechaza la CNDH envío de la Guardia Nacional de la frontera sur, pide respeto a derechos humanos de migrantes

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, criticó que se haya anunciado el envío de más de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur, y advirtió que la seguridad fronteriza no debe estar por encima de los derechos humanos de los migrantes.
“Yo debo de señalar que así como condenamos que Estados Unidos no militarice la frontera sur de su país, nuestra frontera norte, México no debe caer en la misma prospectiva, y que cualquier intervención de cualquier autoridad debe ser conocida por la autoridad migratoria ¿Lo pueden auxiliar otras autoridades, como en este caso la Guardia Nacional? Sí, pero, desde luego en auxilio, previniendo violaciones a derechos humanos y poniendo en el centro una política humanitaria y no una política de seguridad nacional”, sentenció.
Además, consideró que se debe poner como eje de actuación en la política migratoria la seguridad humana; la política de brazos abiertos que instrumentó este gobierno, pues identificó también la falta de infraestructura que tenemos para resguardar a un éxodo de migración que no habíamos tenido en el pasado”, acotó en entrevista.
Asimismo, alertó que la Comisión seguirá cumpliendo con su mandato de observar cualquier violación a derechos humanos, en este caso a personas que de por sí ya están en condiciones de vulnerabilidad, porque huyen de pobreza o de violencia en sus países de origen.
“La Comisión Nacional verificará que haya protocolos y un exhorto para que no se entienda una medida de que el envío de estas fuerzas pues no sea una política de priorizar la seguridad nacional por encima de la seguridad humana”, insistió.
González Pérez, consideró que el Estado mexicano tiene que reforzar sus capacidades, para atender a esas personas migrantes, en sus derechos, conforme se ha pactado a nivel internacional.