Recibe AMLO con mariachi a madres

En el Día de las Madres el presidente Andrés Manuel López Obrador abrió las puertas de Palacio Nacional para celebrarlas con mariachi y regalarles la garantía de que jamás serán excluidas y olvidadas.

También les entregó la seguridad de nuevas leyes para su protección, el reconocimiento para todos los pueblos y culturas, credos, usos, costumbres y preferencias.

Además, las invitó al podio, como signo de que ahora todas las mujeres vuelven a tener voz y reconocimiento en la nación.

Se solidarizó con quienes son víctimas de los 260 homicidios dolosos de la tecnocracia y el neoliberalismo, los 40 mil desaparecidos de la “tonta” guerra contra el narcotráfico y los 26 mil cuerpos sin identificar en la tragedia de México.

En el Salón Tesorería saludó y acompañó a las madres mexicanas que luchas fuera del país, a las que han sido víctimas de la violencia y a las que sufren el dolor de perder a los suyos por desplazamientos, migración y crimen organizado.

“A las madres de los pueblos, de las comunidades, las que viven en el medio rural, a las madres que viven en colonias, en barrios, en unidades habitacionales, en las ciudades, de todas las clases sociales, de todas las culturas, de todas las religiones, de todas las corrientes del pensamiento; a las madres que son obreras, profesionales, empresarias. A todas las mamás felicidades, muchas, muchas felicidades”, dijo el presidente.

De manera especial se refirió a las mamás que han perdido por la violencia a sus seres queridos, a las mamás que andan buscando a sus hijos desaparecidos, a todas las mamás que sufren por esta terrible crisis de México, que se produjo en los gobiernos anteriores.

“Es que se eso se olvida, esto que estamos padeciendo, desgraciadamente, es el fruto podrido, es el saldo doloroso de las políticas que se aplicaron en los últimos 36 años en el país, porque los gobernantes y los traficantes de influencias se dedicaron a saquear a México y no atendieron las necesidades del pueblo”.

Reiteró que el gobierno no estaba hecho para atender a la gente, para atender al pueblo, para beneficiar a los mexicanos, sino era un facilitador para el saqueo, un comité al servicio de una minoría rapaz.

El presidente recomendó rehabilitar a los corruptos en un organismo que podría llamarse Comisión Contra la Corrupción (CCC), donde se le hiciera un diagnóstico, se les rehabilitara e integrara a la sociedad sin ser corruptos, pues han causado mucho daño a la sociedad.

El presidente pidió las mujeres representativas de la sociedad subieran al estrado y tomaran el podio para hablarle a las mujeres, a las madres y al pueblo de México.

Con mariachis les dedicó cinco canciones: Las Mañanitas, Hermoso Cariño, Mujeres Divinas, Amor Eterno y Mi Cariñito.

Cuando el mariachi Nuevo Juvenil Azteca de los Hermanos Valencia entonaba la música vernácula, miraba al cielo y se estremecía por múltiples recuerdos.

Las madres invitadas, representantes de todos los sectores, tomaron el micrófono y agradecieron el noble gesto que ningún presidente de la República había tenido para con ellas.

Hortencia Aguillón Álvarez, despachadora de gasolina en una estación ubicada en División del Norte y Xicotencatl, Coyoacán, le dijo al presidente a nombre de las compañeras que traban en las gasolineras: “Le vamos a chingar con él y el vamos a chingar para que con él salga adelante México”.

Las madres indígenas mexicanas agradecieron que ya se les visibiliza y pidió que no se olvide de las necesidades de sus pueblos.

Reconoció el avance y demando que se les vea y tome en cuenta como iguales. Que se ponga atención en los hechos de seguridad y también de salud, mal que ataca los pueblos originarios.

También le agradecieron al presidente las nuevas leyes en beneficio de 2.4 millones de trabajadoras del hogar.

Las madres que trabajan por México desde el deporte, instituciones de seguridad, oficinas, hospitales, comercio, servicios, la cultura, asociaciones civiles, laborales, campesinas, empresariales y del mundo de la tecnología se comprometieron a acompañar al presidente y construir una nueva patria desde su triple trinchera; amas de casa, madres y trabajadoras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *