Reconoce AMLO tardanza en la entrega de apoyos

Acusa a que el gobierno no estaba preparado para atender al pueblo

BAHIA DE BANDERAS, Nay.- El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió ayer la tardanza en la entrega de apoyos sociales, porque el gobierno no estaba preparado para atender al pueblo, además pidió que se vaya “al carajo” la subcultura del agandalle, la idea de que “el que no transa no avanza”.

Convocó a los ciudadanos a “portarnos bien”, porque la transformación del país implica que todos se comporten de manera responsable.

Dijo que la transformación implica que todos actúen de manera responsable y “mandemos por un turbo la cultura del agandalle. Nada de que quien no transa no avanza. Eso que se vaya al carajo”.

“Vamos a cumplir todos los compromisos, se está tardando un poco el gobierno en entregar los apoyos a la gente, porque el Gobierno no estaba preparado para atender al pueblo, era un facilitador para la corrupción, estaba al servicio de una minoría rapaz, no le importaba el pueblo y hay que echar a andar el nuevo gobierno con la nueva concepción y no es fácil”, argumentó.

Al entregar apoyos de los Programas Integrales de Bienestar y Mejoramiento Urbano, llamó también a la unidad y advirtió que no se tolerará más la tardanza en la construcción de las obras públicas, como una carretera que no se ha concluido, y aseguró que hablará con los constructores para que aceleren el paso.

“O terminan, o se les quita la concesión”, advirtió el Presidente, quien ofreció todo su respaldo al gobernador de Nayarita, Antonio Echevarría García, luego de hacer un recuento de los programas sociales del gobierno de la República.

Reportó un avance de 80 por ciento en los programas sociales, y señaló que se realiza un censo para saber a quienes se entregan, pues “cuando hay intermediarios no llega o llega con moche o piquete de ojo”.

“Sólo siendo buenos podemos ser felices, la verdadera felicidad no es la fama, el dinero, no es la ropa de marca, el lujo barato o los carros último modelo, es estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo”, precisó.

Informó de los programas sociales que se aplican para personas con discapacidad, adultas mayores, “Jóvenes Construyendo el Futuro” y “Tandas para el Bienestar”, entre otros, y reiteró que éstos llegan de manera directa al beneficiario, sin intermediarios.

Pidió a los presentes ayudar a empujar el elefante reumático, para que las cosas salgan bien y los beneficios a la población se vayan convirtiendo en realidad.

Al encabezar la entrega de los Programas Integrales de Bienestar y Mejoramiento Urbano, aprovechó para pedir a los gobiernos dejarse de pleitos y unirse para avanzar en la transformación del país: “Unidad de todos para que ganemos sin politiquería en contra de uno o de otro”, enfatizó.

En la Ciudad del Deporte Bahía de Banderas, el Ejecutivo federal dijo que uno de los principales gobernadores de México es el de Nayarit, con quien se trabaja de manera coordinada, “lo estamos apoyando, porque si lo apoyamos a él para que tenga presupuesto suficiente, el apoyará al pueblo de Nayarit”.

Informó que cerca de 600 millones de pesos se destinarán a Bahía de Banderas para que no haya contraste de hoteles de lujo con zonas pobres.

Dio a conocer que se apoyará a la entidad para que se establezca una universidad de la que salgan profesionales y no se tenga que traer especialistas de otras partes y se formen en el estado.

A las empresas que realizan obras carreteras en Nayarit desde hace años y que no avanzan, les advirtió que hablará con ellos y se les reiterará la concesión si no cumplen: “¡O terminan, o se les quita la concesión!”, advirtió el Presidente.

Ofreció visitar la entidad cada tres meses, “no va haber divorcio entre pueblo y gobierno, es un gobierno del pueblo y para el pueblo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *