Recorta Banxico tasa a 7% en medio desaceleración

Advierte que persisten riesgos para la inflación

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió de manera unánime, bajar su tasa de interés interbancaria, por quinta ocasión consecutiva, en 25 puntos base, quedando en 7.00 por ciento, su menor nivel desde 2017.

En su anuncio de política monetaria de este jueves, informó que la decisión se tomó en un contexto donde la actividad económica nacional se ha mantenido estancada y su expectativa de inflación apunta a niveles moderadamente superiores que los que se habían registrado.

Por ello, consideró que para fortalecer el marco macroeconómico y la capacidad de crecimiento del país, además de una política monetaria prudente, es necesario consolidar de manera sostenible las finanzas públicas.
En el comunicado donde explican la decisión, advierten que el balance de riesgos para la actividad económica mexicana “está sesgado a la baja” y que la expansión del PIB para 2020 podría ser menor a la publicada en el Informe Trimestral Julio–Septiembre 2019, cuando el Banco de México estimó que el PIB podría alcanzar un avance en 2020 que estaría en un rango de 0.8 a 1.8 por ciento.

En el comunicado, se precisó que en la toma de decisión se advierte que “si bien la información para el cuarto trimestre disponible es limitada, se estima que persista la debilidad que ha venido registrando por varios trimestres la actividad económica. Ello implica la ampliación en terreno negativo de las condiciones de holgura”.

En el balance de riesgos, el instituto central identifica al reciente brote del coronavirus y sus efectos económicos, como un factor de incertidumbre para la actividad económica mundial, que puede motivar menores precios internacionales de los energéticos.

Con este reconocimiento, Banco de México se convierte en el tercer banco central del mundo que admite a la emergencia sanitaria del coronavirus como una nueva fuente de preocupación para la actividad económica mundial.

El presidente del Fed, Jerome Powell, admitió esta semana ante legisladores de Estados Unidos, que las cadenas de suministro y turismo, serán los canales de transmisión que podrían contaminar a la economía de aquel país si se prolonga por más tiempo la emergencia sanitaria.

Desde Bruselas, la Presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, admitió ante el Parlamento Europeo que “el impacto del coronavirus en la economía de la zona común, representa una nueva fuente de preocupación”.

Al igual que Powell, resaltó que es muy incierto por ahora el impacto que tendrá el brote en la economía de China y a nivel global. Ambos destacaron que serán prudentes, se mantendrán atentos y pacientes.

El próximo anuncio monetario de Banco de México, que será el segundo de ocho programados para el año 2020, será el día 26 de marzo.