Recorte, un error: AMLO; deberían auditar a universidades; Tatiana refuta a Durazo

Un error.

Así justificó Andrés Manuel López Obrador el recorte a las universidades públicas de entre 4 y 5 mil millones de pesos, que negó el lunes y ayer en las mañaneras.

En la escuela normal rural de El Mexe, Hidalgo, a donde acudió a reabrirla, después de la violencia en 2000 cuando retuvieron a policías y el cierre en 2008 con Miguel Angel Osorio como gobernador, presentó el plan para cien universidades en zonas alejadas.

Universidades en las que se invertirán diez millones de pesos, porque son mil millones para el proyecto.

-Aquí, quiero dar a conocer a los universitarios de México, a los estudiantes, a los académicos, a los directivos que se cometió un error en la presentación del presupuesto, porque yo hice un compromiso público de que no se iba a reducir el presupuesto de las universidades y se presentó un presupuesto en donde, en efecto, hay una reducción de entre 4 y 5 mil millones de pesos.

Aquí sostengo que se va a reparar ese error y se les va a entregar a las universidades lo que les corresponde, dijo.

Es evidente que el movimiento que comenzaba a gestarse en redes de estudiantes y trabajadores de la UNAM, UAM e IPN para protestar, así como la visita de la ANUIES a la Cámara de Diputados, generó presión.

¿Se imagina tener en las calles a los estudiantes en pleno aniversario de 1968, cuando bien pueden mantenerlos de vacaciones de fin de año?

Es innegable que el gobierno del tabasqueño apenas inicia y que no es fácil guiar un país, pero también lo es que se han cometido errores de primaria.

¿Acaso nadie midió las consecuencias que traería un ajuste así?

Recortar al ahí se va fue un error, pero también es cierto que el momento podría ser aprovechado para convocar, en el caso de la UNAM, a egresados y a la comunidad en general, estudiantes, académicos y trabajadores, para mejorar las condiciones de la institución.

No es posible que se paguen 20 centavos por trámite administrativo y que cuando se intentó incrementar las cuotas, allá por 1986 con Jorge Carpizo como rector, el resultado fueron movilizaciones y un paro que obligaron a mantenerlas.

Han pasado 32 años y continúan los 20 centavos.

En diversas universidades estatales, los estudiantes pagan entre mil y mil 800 pesos de colegiatura.

Quienes defienden la UNAM –ya sé que los exquisitos se sentirán ofendidos, porque es obligación del Estado la educación laica y gratuita – ¿por qué no trabajan, integran redes y se aplican para que, cuando menos, todos los egresados y 350 mil estudiantes en activo donen, digamos, diez pesos?

¿Lo imagina?

No es una fortuna, pero más que 20 centavos sí.

También es momento de que haya claridad en el manejo de los recursos.

Hay universidades donde los rectores se han enriquecido. Ahí está el caso de Morelos, donde Alejandro Vera comprometió la viabilidad de la UAEM con un crédito pagadero hasta 2026.

Ayer comenzaba a viralizarse en redes sociales un movimiento de estudiantes que pedían indagar.   #AuditoríaAlasUniversidades, su hashtag.

La UNAM respondió en twitter:

-Ante el alud de bots, y que algunos jóvenes que piden auditoría a las universidades, les recordamos que la UNAM fue la primera institución en presentar sus estados financieros auditados a la Cámara de Diputados. Además “lo hace desde hace casi 20 años”.

 

¿Y cultura?

Un ajuste del 4 por ciento.

Gael García y su charolastra Diego Luna se sumaron a la protesta en Diputados.

Daniel Jiménez Cacho, igualmente activista, dijo que a López Obrador jamás le ha interesado la cultura.

Sergio Mayer, el stripper diputado, aunque tardó, salió a atenderlos.

– Tienen que entender que para empezar a manejar un nuevo proyecto hay que cortar de tajo.

No se equivoquen, ¡eh!

Y no me digan demagogo.

Tomar decisiones afecta a unos y beneficia a otros.

Ya tenemos una estrategia.

Créanme que lo que subamos, va a ser bueno.

Todos, la mayoría, simpatizantes, apoyadores y activistas de izquierda, recibieron un puyazo.

Apoyaron y han apoyado históricamente a la izquierda y a quienes luchaban contra la mafia del poder.

 

Paquita la del Barrio

Mario Delgado, coordinador de los diputados de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), subió a la tribuna con su smart phone.

Ahí, hizo sonar a Paquita la del Barrio.

Hipócrita, la canción elegida y dedicada a la oposición.

Y es que los papeles se han invertido en San Lázaro y en la vida política en general.

Morena es hoy lo que antes era el PRI.

Y el PRI, PAN y PRD son lo que antes era Morena en su época de tribu del PRD.

Tuvo que suspenderse la sesión en la que se discutían en lo particular 49 reservas la Ley de Ingresos 2019.

Ya había sido aprobada en lo general.

El PRI pedía la eliminación del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), que haría bajar la gasolina.

Exigían a los morenistas cumplir.

Dolores Padierna, presidenta  de la Cámara en la sesión, suspendió para hoy. Tuvo que refugiarse entre sus compañeros, porque la horda opositora la enfrentó.

-Ante violencia verbal e insultos nos retiramos del salón en protesta porque no aceptan discutir temas de trascendencia para la República, dijo Enrique Ochoa.

 

Amaga

Alfonso Durazo le hace al cuento.

El secretario -sin secretaría- de Seguridad Pública, acudió ayer a la Cámara de Diputados a reunirse con la comisión de Justicia.

Ahí, dijo que si no se aprueba la creación de la Guardia Nacional, entonces el gobierno retirará al Ejército de las calles.

Lo enviará a sus cuarteles.

Ajá.

Eso quiero verlo.

¿Quién vigilaría? ¿Las policías putrefactas?

Y Tatiana Clouthier, diputada y fundamental para el triunfo lopezobradorista, lo cuestionó:

-¿Cuál es la prisa, si eso no fue la oferta de campaña?

Me preocupa, me ocupa, sí quiero una Guardia Nacional, no la quiero como la estamos planteando, no entiendo la prisa y tampoco entiendo por qué en esta prisa, querer entrar a hacer cambios constitucionales, dijo.

Vámonos: Otálora está en aprietos.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *