Reforma laboral acorde con T-MEC, pide López Obrador

No vamos a participar en ninguna guerra comercial, dice 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseveró que debe aprobarse una reforma laboral apegada a los acuerdos que se establecieron en el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), para evitar una reapertura en las negociaciones.

“No vamos a participar en ninguna guerra comercial, no nos interesa meternos en esos asuntos”, afirmó López Obrador; sin embargo, aclaró que se cuidará el mercado interno, respetando los acuerdos que hay con otros países, así como la instancia que regula la libertad en la materia a nivel mundial.

“No queremos que se dé ningún motivo para reabrir las negociaciones del tratado, no le conviene al país. Lo que se logró, lo que se pactó, es bueno para México y fue aceptado por Estados Unidos y Canadá”, expresó en su conferencia de prensa matutina, donde señaló que no se dará ninguna excusa para que alguno de los socios esgrima que no estamos cumpliendo con lo acordado.

Añadió que cuando México participó como observador en las pláticas para acordar el tratado con Canadá y Estados Unidos, se comprometió a apoyar lo que se pactó en todos sus términos en el T-MEC.

“Apoyamos lo que se acordó en el tratado de libre comercio y esto lo hemos expresado abiertamente al sector empresarial, al sector obrero y lo hemos dado a conocer a los legisladores, que son independientes, son autónomos”, dijo.

Comentó que México cuidará su mercado interno, pero respetando los acuerdos comerciales que tiene suscritos con otros países, así como a la instancia que se encarga de regular la libertad en el comercio en el mundo, para eso es la reunión.

López Obrador dijo que en el Senado de la República se encuentra el proyecto de reforma denominada “Confianza Ciudadana”, que busca terminar con los inspectores de vía pública, los que visitan establecimientos comerciales, restaurantes para la “supuesta” vigilancia, para que los dueños cumplan con las normas, y que en muchos casos son extorsionadores que llegan a buscar cuota.

Añadió que sólo habrá una manifestación voluntaria del propietario del negocio, donde podrá manifestar: “Bajo protesta de decir verdad expreso que conozco mis responsabilidades y soy buen ciudadano y voy a vender -si es un concesionario de una gasolinería- litros de litro, y voy a dar el kilo completo, y no voy a adulterar el producto, en mi establecimiento los alimentos van a ser de buena calidad”.

Recordó que los dueños de los negocios tendrán que inscribirse en un padrón, cada determinado tiempo se hará un sorteo, y quien salga de este proceso será inspeccionado. Se invitará a la revisión a los dirigentes de las cámaras, si se detecta que incumplió, ya no tendría un trato preferencial; si se demuestra que cumplió, se dará a conocer su nombre, “si así lo desea”, para ponerlo como ejemplo de un buen ciudadano.

Esta medida es para que haya confianza y que el dueño de un establecimiento mercantil no sea visto como un delincuente. Los inspectores serán reubicados en otras áreas de sus mismas secretarías, donde tendrán otras ocupaciones, por lo que no se quedarán sin trabajo.