Revela AMLO y Romero Oropeza posible sabotaje a Pemex

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza y el presidente Andrés Manuel López Obrador revelaron presuntos actos de sabotaje a Gasoductos y Plataformas marinas, para provocar una disminución de la producción y que los planes de la 4T no se consoliden.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional dijeron lo anterior y señalaron que en 2019 se logró una reducción en el robo de hidrocarburos de 80 mil barriles diarios a sólo 5 mil.

Para el 2020 se aspira a que el robo de combustible en ductos sea de tan solo 2 mil 500.

Todo ello se consiguió con un plan conjunto en el que participaron 14 instituciones de gobierno.

Indicaron que en el ducto que transporta gas de Cactus hasta Guadalajara, en 2018, hubo una disminución en el robo de gas del 55 por ciento, pero para 2019 subió el número de tomas clandestinas.

En 2018 había 205 y para 2019, mil 323. Cabría esperar que en el 2019 hubiera más robo de gas; sin embargo, no fue así.

Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que esto podría ser obra de competidores de Pemex.

Lo mismo ocurre en las plataformas marinas en Tabasco y Campeche, donde se sufre robo de bombas que no son muy caras, pero el objetivo es provocar parálisis en la producción.

Explicó que desde el 2012 iba escalando año con año el robo de combustibles, de cuatro millones 600 mil barriles en 2012 llegamos a más de 20 millones en 2018.

En esta administración con la intervención del personal militar de la Sedena y de Marina se logró disminuir las cifras.

En enero 2019 hubo un despliegue inicial, las bases de operación de 50 elementos por cada 20 kilómetros con un total de ocho mil 600 efectivos de las fuerzas navales, militares, navales y la Guardia Nacional.

Para el 2020 se espera un despliegue de cinco mil 300 efectivos. Esta disminución obedece a los siguientes factores: al retiro de fuerzas federales de tres ductos, porque en este momento están fuera de servicio ya que se optimizó al personal desplegando bases de operación ahora cada 30 kilómetros en los ductos donde hay menor incidencia.

Dentro de los equipos que se utilizan para esta vigilancia hay cinco aviones, 10 helicópteros y 21 aeronaves no tripuladas sumando un total de ocho mil 770 horas de vuelo.

Dentro de lo que fueron las agresiones que sufrieron las fuerzas federales tendríamos a siete eventos, a personal desplegado en ductos en los estados de Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Tabasco y Tlaxcala y siete eventos a convoyes que transportaban hidrocarburos en los estados de Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz.

Hubo un evento relevante el 18 de enero del 2019, en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, con la explosión de una toma clandestina.

Ya dentro de lo que son los resultados se logró la reducción en un 91 por ciento del robo de combustibles, hubo un ahorro de 56 mil millones de pesos en poliductos, en los ductos que transportan el combustible y mil 900 millones de pesos en gas licuado. La pérdida diaria actual es de cinco mil barriles por día, equivalente a 15 millones de pesos.

También como resultado de estas acciones se inhabilitaron 13 mil tomas clandestinas, se aseguraron 8.3 millones de litros de combustible, tres mil 800 vehículos terrestres, 66 embarcaciones, se tendieron 51.5 kilómetros de concreto sobre algunos ductos, particularmente en cuatro ductos de alta incidencia.

Se instalaron sistemas de alerta en 308 kilómetros de ductos, no tenían ese sistema, y el Centro de Control México, el Scada optimizó el procedimiento de atención a las alertas por pérdida de presión de 50 minutos a tan solo 10 minutos.

Siguiendo con los resultados, se integró un agrupamiento de transporte terrestre y ombustible, básicamente coordinado por Sedena y se realizaron las acciones: 612 autotanques adquiridos, mil 681 conductores contratados y se transportaron mil 750 millones de litros de combustible con estos equipos.

Hubo una reducción, por otra parte, hasta un 55 por ciento del año pasado en el robo del gas LP. Pasamos de 12 mil barriles diarios de robo en 2018 a cinco mil 300 barriles en el año pasado.

También como resultado de estas acciones hubo 345 carpetas de investigación judicializadas, 680 personas vinculadas a proceso, 422 sentencias condenatorias, 562 personas sentenciadas, 332 órdenes de aprehensión, 251 cateos y 19 inmuebles asegurados.

Dentro de lo que son los procedimientos administración de la Secretaría de la Función Pública 53 denuncias recibidas, ocho expedientes en trámite y cuatro procedimientos de responsabilidad administrativa instaurados.

En cuanto a la Unidad de Inteligencia Financiera hubo 20 casos de lavado de dinero, 240 personas bloqueadas, 811 cuentas bloqueadas, 466 millones de pesos y 28 mil dólares montos bloqueados, 21 denuncias presentadas ante la Fiscalía General por lavado de dinero y 36 vistas presentadas ante autoridades administrativas por defraudación fiscal.

En cuanto a la Profeco hubo tres millones de pesos en aplicación de multas. También como resultados, los resultados que se dieron, se mantuvo coordinación con los tres órdenes de gobierno, se tuvieron reuniones con gobernadores de seis entidades afectadas que expresaron su respaldo al gobierno federal.

Se promovieron acciones para la reconstrucción del tejido social en coordinación con distintas secretarías de Estado. Se materializaron 12 programas integrales para el desarrollo en 91 municipios de nueve estados, estableciendo objetivos prioritarios, favoreciéndose a 2.9 millones de habitantes, disuadiendo el robo de combustibles al erogarse nueve mil 733 millones de pesos.