¡Rihanna, la Reina!

La artista de Barbados es la artista musical más rica del mundo con una fortuna de 600 mdd; supera a la mismísima Madonna, quien acumula 570 mdd.

Con una fortuna que supera los 600 millones de dólares, la cantante Rihanna  es la mujer más rica del espectáculo.
En su listado  más reciente, la revista Forbes ubica a la artista originaria de Barbados encima inclusive de figuras como Madonna, Céline Dion o Beyoncé.

Su éxito y riqueza se deben además de a su talento musical, al éxito que ha tenido como diseñadora con sus marcas de moda y maquillaje.

Cantante, emprendedora en el mundo de los cosméticos, diseñadora de lencería y ahora la primera mujer negra en dirigir una casa de moda de lujo,  parte de la fortuna de de Robyn Rihanna Fenty -su nombre real-, de 31 años, procede de su colaboración con el conglomerado de lujo francés LVMH, que lleva su firma Fenty Beauty.

Rihanna saltó a la fama mundial a los 21 años cuando salió el disco Good girl gone bad, y su canción Umbrella se convirtió en un ‘hit’ casi de inmediato.

Las barbadense es una artista global que ha sabido convertir su intuición en una mágica varita del rey Midas y hacer negocio de casi todo lo que se le ocurre: ropa, maquillaje y, por supuesto, música.
Según Forbes, Rihanna ha superado las fortunas personales de artistas que llevan décadas sobre el escenario. Ella, a sus 31 años, arrancó su recorrido profesional hace algo más de 15 años y ya ha sobrepasado en riqueza a Beyoncé (con 400 millones de dólares) a Céline Dion e incluso a la legendaria Madonna quien llega a los 570 millones de billetes bverdes.

La mayor parte de los ingresos de Rihanna de los últimos meses no provienen de su música, sino de Fenty Beauty, su marca de maquillaje. Creada en septiembre de 2017 y con un enorme éxito de público, en sus primeros 15 meses facturó 570 millones de euros, según recoge France Press.

Aunque hace ya tres años que no graba un disco; el último, ANTI, es de 2016, y después de aquello ha venido su explosión en otras facetas. De hecho, ahora uno de sus grandes triunfos ha sido su línea de lenecería Svage x Fenty, que quiso crear para todo tipo de mujeres, tonos de piel, cuerpos y tallas —con casi un centenar de piezas distintas— hace un año y que se ha convertido en un éxito absoluto.

Todo ello acompañado de múltiples colaboraciones con marcas de lo más diversas que dejan ver sus muchas facetas: ha sido tanto directora creativa de Puma (con modelos que se agotan en media hora) como creadora de varias líneas de zapatos, , ha participado en el remake de Ocean’s Eleven, ha creado jeans y ropa interior para Armani, además de ideas a la casa Chopard.