Rompen el silencio

Profesionales taurinos fijan postura

No participarán en festejos a puerta cerrada; quienes lo hagan, bajo su propia responsabilidad

Las agrupaciones de profesionales taurinos rompieron el silencio e hicieron circular un comunicado en el que señalan que desde abril, en plena crisis sanitaria por covid-19, trabajan para poder reactivar la actividad taurina una vez que se den las condiciones adecuadas para evitar mayores contagios.

Los dos puntos fundamentales que hicieron públicos fue el hecho de que no participarán en eventos a puerta cerrada; quienes toreen sin autorización lo harán bajo su propio riesgo y responsabilidad, lo que incluye la atención médica.

Las asociaciones acordaron de manera oficial, tras recomendación de la Secretaría del Trabajo, ‘no participar en festejos taurinos sin público a puerta cerrada o transmitidos por algún medio de comunicación’.

Sin embargo son claros al subrayar que: ‘Los eventos que se realicen en un marco privado, como son las ganaderías, anfitriones y toreros están en todo su derecho de hacerlo tomando sus propias decisiones y riesgos, lo que es ajeno a nuestra esfera de responsabilidades como agrupaciones’.

Aseguran las asociaciones que son ellas las principales interesadas en que se reactive la actividad taurina, en tanto se cuenten con las autorizaciones oficiales.

‘Hemos trabajado en nuestros protocolos de medidas sanitarias para el desempeño de nuestras actividades y para cuidar la salud del público… Siempre sujetos a lo que las autoridades competentes determinen y cuando autoricen la celebración de festejos taurinos en las plazas de toros’.

El documento lo firman, por los empresarios, José Figueroa; por los ganaderos, José María Arturo Huerta; por los matadores de toros, Francisco Dóddoli; por los subalternos Juan Ramón Saldaña y por Tauromaquia Mexicana, Manuel Sescosse.

Reconocen que sus socios han sido duramente golpeados no sólo en la salud, sino también en lo económico.