Rosa Icela, de periodista a responsable de la seguridad

¿Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad?

De periodista a responsable de la seguridad de todos los mexicanos.

Así es.

La primera mujer que se hace cargo de ese problema, que ha decidido la presidencia tres sexenios consecutivos, especialmente los dos más recientes, desde que Felipe Calderón declaró una estúpida guerra al narcotráfico y al crimen organizado.

Su experiencia en la materia es como integrante de un equipo de inteligencia de Andrés Manuel López Obrador y como coordinadora del gabinete de seguridad en el gobierno de Marcelo Ebrard Casaubon.

Más que la del fracasado y trepador Alfonso Durazo Montaño, a quien reemplaza por que éste se va a buscar la gubernatura de Sonora.

Desde que se confirmó en septiembre que el ex secretario de Luis Donaldo Colosio y Vicente Fox se iría, Andrés Manuel pensó en un militar para hacerse cargo de la secretaría, pero la detención de Salvador Cienfuegos Zepeda,  secretario de la Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto, lo llevó a modificar el plan y a ciudadanizar la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

En la práctica, en la realidad, Rosa Icela será sólo la cara, porque la dependencia es manejada por personal militar, por el Ejército.

En el gobierno de Ebrard Casaubon se creyó que el Distrito Federal, hoy CDMX, era una especie de oasis, con una seguridad a prueba de todo.

Las ejecuciones, las matanzas, los levantones, la operación de los cárteles eran en los estados, no en la capital del país.

Con 80 mil policías, sede de los tres poderes de la Unión y con cámaras por todo el territorio, la ciudad de México era segura… se creía.

El final del sexenio de Ebrard Casaubon dejó ver la realidad: en el centro de la actividad económica y política del país también operan los cárteles, también hay ejecuciones, también hay levantones.

En el aeropuerto capitalino los cárteles operan por horarios.

Rosa Icela era reportera en La Jornada -entre otros medios- principalmente.

Es egresada de la escuela de periodismo Carlos Septién.

De ahí se fue metiendo, relacionado con la izquierda -que no existe- , hasta que se convirtió en militante.

Su amistad con Andrés Manuel le ha valido todos los puestos que ha desempeñado.

Hasta ahora, jamás ha estado implicada en escándalo alguno. Se le conoce como una mujer capaz, honesta, dedicada y alejada de la polémica, pero, sobre todo, leal, obediente.

Y ha tenido hueso desde que Cuauhtémoc Cárdenas ganó la primera elección para jefe de gobierno capitalino, allá por 1997. Desde entonces, trabajó con López Obrador, Marcelo Ebrard, Miguel Angel Mancera y Claudia Sheinbaum.

Fue jefa de prensa de la Asamblea Legislativa de 1997 a 2000, hoy llamada pomposamente Congreso.

También directora de Concertación Política y Atención Social y Ciudadana en la secretaría de gobierno (2000-2006), con López Obrador.

Luego, coordinadora general del gabinete de Gobierno y Seguridad Pública en la jefatura de gobierno (2006-2009).

Brincó al Instituto para la Atención de los Adultos Mayores de 2009 a 2012. A secretaria de Desarrollo Social (2012-2015) y a secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (2015-2018).

Fue impuesta por Andrés Manuel a Sheinbaum como secretaria de gobierno y éste la llamó como coordinadora de Puertos y marina Mercante, de donde brincará a Seguridad Pública.

El desafío no es menor.

México tuvo el peor año en seguridad en 2019, cuando cerró con 35 mil 518 asesinatos y más de mil feminicidios.

Y 2020 no está lejos, pese a la epidemia, que obligó a todos a quedarse en casa.

A aislarse, a guardarse.

Su nombramiento es otro experimento de Andrés Manuel López Obrador.

Dirá que prefiere honestidad que galardones y grados.

La seguridad ha sido olvidada por el gobierno actual.

Abrazos, no balazos.

Esa es la estrategia.

Mientras, los crímenes crecen.

El fracasado Durazo Montaño, uno de los más grandes trepadores en la era moderna, dice que se va satisfecho.

El mediocre operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán -perdón por llamarle así, como dijo López Obrador- es, acaso, el ridículo más grande por el que será recordado.

Pobres sonorenses, si votan por él.

 

Y estábamos bien preocupados

Santiago Nieto Castillo se quedará en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Que no buscará la gubernatura de Querétaro.

El funcionario que está convertido hoy en el verdugo de Andrés Manuel, y que ocupó la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales

 

Vámonos: Luto nacional, sábado, domingo y lunes.

Nomás 91 mil muertos, oficialmente.

Nomás 110 mil, oficialmente.

Nomás 200 mil, aproximadamente.

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex