Rosario de acusasiones


Un rosario de acusaciones ha caído sobre Rosario Robles a lo largo de su carrera política sin que hubiera denuncia formal alguna hasta que el martes pasado se le vinculó a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público y se le envió a prisión.
En el penal femenil de Santa Marta Acatitla está Robles Berlanga y ahí seguirá por lo menos dos meses hasta que concluya el proceso de investigación correspondiente a su juicio, pero hay aún más de 151 acciones en seguimiento a ilícitos de cuando estuvo al frente de Sedesol y Sedatu.
Las acusaciones de corrupción contra la otrora activista de izquierda, de las corrientes maoístas, iniciaron hace muchos años, desde aquel famoso “cochinito de Rosario”, que se dice armó durante el corto periodo que estuvo como Jefa de Gobierno del entonces Distrito Federal, en sustitución de Cuauhtémoc Cárdenas, cuando este inició su campaña presidencial.
La Robles, como muchos le dicen, salió airosa de aquellas críticas monumentales y desde la presidencia del PRD, adonde pasó tras la Jefatura de Gobierno, se protegió política y judicialmente.
Pero tampoco de la presidencia del PRD salió bien librada y fueron muchas las acusaciones de tribus del Sol Azteca, que la señalaban por mal uso de los recursos del partido.
Vino luego, el gran escándalo de los videos de Carlos Ahumada, su pareja sentimental, en los que se ve a este entregando dinero a ilustres perredista como René Bejarano, acción preparada, según se asegura, por Carlos Salinas, Diego Fernández de Cevallos y la propia Rosario, con la venia de Televisa.
Llegó la defenestración para Chayo, que para muchos, fue hasta víctima del malvado Ahumada, quien la dejó como pareja; pero vino la salvación de la mano de Carlos Salinas y su posterior reaparición pública en el gabinete de Peña Nieto.
De la extrema izquierda a la extrema derecha se trasladó Rosario y de rijosa líder socialista pasó a señalada corrupta, cuando surge a la luz la Estafa Maestra, misma que ahora la lleva tras las rejas, pero de la que mucho más se hablará.

SUSURROS
Sin castigo alguno quedará la falla en el sistema de pagos electrónico originada por la empresa Prosa, que da servicio al mayor número de bancos en México.
Más de 20 millones de operaciones dejaron de realizarse por un monto estimado en 9 mil 600 millones de pesos, lo que afectó severamente a usuarios del dinero plástico y a negocios y comercios que perdieron ingresos.
Pero nada de eso importa y nada le sucederá a Prosa, empresa irresponsable que gozará de total impunidad.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *