Rosario no tiene ni para cigarros; el gel de Peña

Rosario Robles me va a hacer llorar.

Pobre, no tiene dinero para pagar a sus abogados y éstos no tuvieron más remedio que dejarla sola e indefensa en prisión.

No le alcanza ni para cigarros, de esos de carita, tan útiles en el tanque.

¿A quién quiere engañar la ex lideresa del STUNAM, fundadora y presidenta del PRD, diputada federal, secretaria de gobierno, jefa de gobierno y seis años secretaria de Desarrollo Social y Desarrollo Territorial?

Dice que no tiene dinero.

De hecho, según sus hoy ex defensores, apenas tenía 20 mil pesos en su cuenta cuando comenzó el proceso, antes de que el sobrino de Dolores Padierna Luna – sí, descubierto por esta columna y que se fusilaron varios colegas sin recato-, el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, la enviara a Santa Martha Acatitla.

Apenas para las copias fotostáticas y el entre – ¡ah, no!, que ya se acabó con la llegada de la 4T- del secretario del juzgado.

¡Pues que organice una tanda!

Qué estrategia tan chafa de tirarse al piso para que la levanten.

Xavier Olea –Olea y Olea- es uno de los despachos elite en México y el de Julio Hernández Barros, hijo de Julio Hernández Pliego, no se queda lejos.

Sí, pero ¿con treinta años viviendo del erario, alguien le cree a Rosario que no tiene para pagar los honorarios de sus abogados?

Pobre Rosario, que ha sido abandonada por su ex jefe, Enrique Peña Nieto.

¡Qué lejos parece aquel 19 de abril de 2013, cuando en Chiapas, le dijo:

-Rosario, no te preocupes, hay que aguantar porque han empezado las críticas y las descalificaciones de aquellos a quienes ocupa y preocupa la política y las elecciones, dijo a la ex novia del argentino-mexicano Carlos Agustín Ahumada Kurtz, el entonces preciso.

Cabe recordar que la ex funcionaria y ex amiga de Peña Nieto tenía un depa en Reforma 222, de donde salía cual reina de la Primavera en Suburban y con escolta –yo la vi varias veces con estos ojos que se han de comer los gusanos- sin el menor recato.

Su casa está en Coyoacán.

Hoy se sabe que Gerardo Ruiz Esparza, exsecretario de Comunicaciones, quien debería ser corredor inmobiliario por los seis departamentos que posee, todos del Infonavit, le rentaba uno de apenas 189 metros.

Y que ninguno se enteró del otro. Pobre Rosario.

 

Gel de moco de King kong

Siempre bien peinadito.

Con limón y de rayita al lado.

Así recuerdan a Enrique Peña Nieto sus amigos de la secu.

Ayer, Andrés Manuel López Obrador mostró facturas de compras absolutamente ofensivas, dignas de más de una mentada, como la que Porfirio Muñoz Ledo profirió a sus compañeros diputados.

El copetazo del enamoradizo de Atlacomulco costó 70 mil 435 varos a los mexicanos.

Andrés Manuel mostró facturas del 10 de octubre de 2017 por 1 millón 074 mil 670 pesos y otra del 6 de julio de 2018 -pasada la elección presidencial-, por un monto de 216 mil 804 pesos.

Rastrillos, lociones, papel de baño –cómo ha de ir- pantuflas, batas de Mauricio Garcés y toda clase de artículos para verse y sentirse bien.

Así de guapo era el preciso, que hoy anda enamorado cual adolescente.

Facturación falsa, duplicada o inflada.

Eso sospecha Andrés Manuel.

Y yo.

Alguien o alguienes se metieron, cuando menos, el 50 por ciento de esas facturas.

 

Continúa el embrollo

El embrollo o lavadero en Cruz Azul, como cabeceó Ovaciones el viernes, continúa.

Víctor Garcés Rojo apareció de pronto asegurando que es el vicepresidente del Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul A.C. en ausencia de Guillermo Alvarez, mejor conocido como Billy Alvarez, y nombró a Robert Dante Siboldi como el nuevo director técnico, en lugar de Pedro Caixinha, despedido la semana pasada.

En tal decisión estaría involucrado Isaac Velazco, representante legal del club, en ausencia de Billy Alvarez,  por motivos personales.

Cooperativistas acusan que la acción es ilegal y manifiestan su respaldo al presidente del grupo, Guillermo Alvarez.

Su abogado, José Luis Nassar, socio de la cooperativa, dice que Garcés no lo es, porque fue expulsado por la Cooperativa en 2011.

-Ya está tramitando su jubilación, lo que significa que ha aceptado esa expulsión, acusa.

Tenemos que esperar la posición de Guillermo Alvarez, que será fijada en los siguientes días.

 

Vámonos: Ebrard viajará a Washinton. Another brick in the wall.

 

albermontmex@yahoo.es                        @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *