Sale primero; concluye cuarto

Sergio Pérez, en el GP de Arabia Saudita

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), el más reciente campeón del mundo, ganó el Gran Premio de Arabia Saudita, el segundo del Mundial de Fórmula Uno, que se disputó este domingo, con luz artificial, en el circuito urbano de Yeda, donde el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que fue segundo, mantuvo el liderato del certamen. El mexicano Sergio Pérez, primer piloto azteca en lograr la ‘pole’ tuvo una desafortunada participación en la que concluyó cuarto.

Verstappen, de 24 años, sumó su vigésima primera victoria en la F1, al irse por delante de Leclerc -autor de la vuelta rápida- y del otro Ferrari, el del español Carlos Sainz, que, al acabar tercero, sumó su segundo podio en lo que va de temporada, el octavo desde que corre en F1 y el sexto desde que lo hace para la ‘Scuderia’.

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull) fue cuarto en una carrera en la que el otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso (Alpine) abandonó, por un problema de motor, a falta de 14 vueltas para meta.

LA CARRERA

Checo, que el sábado había logrado la primera ‘pole’ para México en toda la historia de la F1, arrancó primero, por delante de los Ferrari de Leclerc y de Carlos, tercero en la calificación; con Verstappen -compañero del ´poleman’- saliendo desde la cuarta posición de la parrilla y el otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso, desde la séptima. Todos ellos con el neumático de compuesto medio. Hamilton, desde detrás, lo hizo con el duro.

Pérez arrancó bien y ‘Mad Max’ rebasó a Sainz en la salida, en la que el resto de los primeros mantuvo su posición, con Fernando en la séptima plaza; antes de discutirle poco después la sexta a Ocon -quinto en parrilla-, al que superó en la vuelta siete, no sin que el francés vendiese muy caro el adelantamiento, lo que benefició al inglés George Russell (Mercedes), que iba a quinto -la plaza en la que acabó-. Y a Bottas, que rodaba por detrás de los dos Alpine, que por la obcecación del galo, estuvieron a punto de tocarse un par de veces y perdieron un tiempo de oro.

‘TRENECITO’

Aprovechado también por Magnussen (Haas) -otro de los pocos que arrancó con duros-, que se unió al ‘trenecito’, mientras el nuevo compañero de Hamilton se distanciaba del astro astur.

El danés no aguantó el ritmo, pero Ocon -que al final se rehizo y acabó sexto- lo acabó pagando, al ser adelantado por Bottas; cuando, en la decimocuarta de las 50 vueltas, cuando Hamilton ya rodaba décimo, en zona de puntos: la posición en la que acabó.

Ferrari provocó -al simular una posible parada con el monegasco- la entrada en box, en la 16, de ‘Checo’, que puso duros y resultó totalmente perjudicado por el accidente, inmediatamente después, del canadiense Nicholas Latifi (Williams), que motivó la entrada en pista del coche de seguridad y la posterior parada en garajes del resto de los coches -todos al compuesto más rígido-.

Al reorganizarse, Leclerc comandaba delante de los Red Bull de Verstappen y del mexicano, con Sainz cuarto, Russell quinto; y Alonso -al que habían pasado Hamilton y Magnussen, que no pararon, con duros desde el principiooctavo.

MAESTRÍA

El ‘safety’ se fue en la vuelta 20 y Leclerc mantuvo con maestría su posición sobre Verstappen, pero Carlos rebasó a Sergio, a causa de la infracción del mexicano en el ‘pit stop’ por la tercera plaza; con Russell quinto; y Magnussen y Hamilton, que aún tenían que pararpor de lante de l dob le campeón mundial español, que rodaba octavo; a l traspasarse el ecuador de la prueba.

A falta de 15, Leclerc controlaba bien, aunque los tres primeros rodaban en un margen de cuatro segundos -y los cuatro de cabeza, en siete-. Pero la carrera de Checo, chafada por el accidente de Latifi,ya no tenía arreglo. Y menos aún cuando el mexicano se pasó en una de las curvas, dándole aire a Carlos.

A falta de tres vueltas, Verstappen tomó el mando, con Checo marcando vuelta rápida y acercándose al podio de Carlos. Un podio que el mexicano ya no pudo arrebatarle al español, que minimizó daños respecto a su compañero y sigue segundo en el Mundial, en espera de seguir el proceso de adaptación al nuevo coche. (Más Fórmula 1, página 13)