Salinas, el padre de la desigualdad: AMLO

Potencializó la privatización de bienes públicos y los entregó a la oligarquía

Carlos Salinas de Gortari es el “padre de la desigualdad” afirmó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia matutina en Palacio Nacional culpó al ex presidente de potencializar la privatización de los bienes públicos y entregarlos a la oligarquía nacional.

Esto generó una marcada desigualdad entre los mexicanos y que se disparara la violencia.

Apenas hace unos días el presidente Andrés Manuel López Obrador culpó, también, al ex presidente Vicente Fox Quesada de impedir el combate al “Huachicol”.

Pues cuando estaba lista una fórmula para marcar las gasolinas, el Ejecutivo presentó una controversia constitucional para echar abajo esta medida.

Por tal, el presidente López Obrador dijo que el combate a la corrupción continuará.

Garantizó que todos los procesos en curso se definirán y castigarán, pues el poder político y económico en México eran de los más corruptos que había en el mundo.

El presidente de la República comentó que todavía está esperando una disculpa de aquellos que solaparon la corrupción y promovieron reformas como la energética, que no sirvió para nada.

Propuso que para la mitad de su administración impulsará reformar el Congreso y abolir el turismo legislativo, pues no se vale que existan políticos que quieran reciclar las prácticas del pasado.

Está pendiente, dijo: “quitar el fuero al presidente de la República, aprobar la Ley de Austeridad, conseguir que la Consulta Ciudadana se amplia y vinculante y consolidar el tema de la revocación del mandato.

 

Disminuye la ordeña

Por otro lado, el primer mandatario dijo que a 40 días de la implementación del plan anti-huachicol ayer se llegó a la cifra más baja de robo de combustible en décadas.

La mafia de la ordeña en ductos se apoderó apenas de 5 mil barriles cuando en noviembre de 2018 robaba hasta 81 mil barriles.

Agregó que se reforzará la seguridad en ductos y se implementaran medidas adicionales para terminar con el robo de combustibles.

Expresó que con todos los ahorros que se hagan se podrá reactivar la exploración, perforación y producción petrolera en el país.

En la actualidad, como fracaso la Reforma Energética y solo se producen un millón 700 mil barriles diarios de petróleo, la meta de crecimiento para el 2019 es de un millón 900 mil barriles.

Con este ritmo de crecimiento, añadió el presidente López Obrador, se espera que para el 2024 se llegue a 2 millones 400 mil barriles diarios.

Explicó que se trabaja en forma intensa y mientras en la anterior administración se trabajaba en 50 pozos hoy se labora en 150.

Reconoció que hay problemas de robo de combustible en altamar y la Secretaria de Marina ya trabaja al respecto.

Ofreció que el almirante secretario José Rafael Ojeda Durán informará sobre el aseguramiento de dos buques capturados en el Golfo de México cuando hacían maniobras ilícitas.

Por los hechos habría, al menos diez detenidos y personal de la Fiscalía General de la Nación (FGN) ya investiga los hechos y posibles ramificaciones.

El presidente también se refirió a lo que él calificó buenos resultados de inicio de gobierno. Entre otros: un crecimiento en las exportaciones, estabilidad en la bolsa, baja de inflación en la frontera norte de México -un con el aumento del sueldo al doble- y el fortalecimiento del peso.