¡Se despinta el Azul!

La Máquina pierde con Rayados

Gol tempranero de Pizarro.- Monterrey no pudo liquidar y los cementeros no lograron reaccionar.- Pese a todo, la serie está abierta

MONTERREY, N.L.- La Máquina del Cruz Azul se descarriló en la Sultana del Norte y cayó 1-0 frente al Monterrey, en el partido de ida de las semifinales del torneo Apertura 2018 de la Liga MX.

Los cementeros lo volvieron a hacer y palidecieron en este duelo. El equipo ofreció una versión pobre, sin idea en la cancha ni capacidad de reacción, que no generó una llegada de real peligro en el marco de Rayados.

Aunque para suerte de los celestes, la desventaja con la cual salieron fue mínima y en el papel es remontable, aunque no hicieron gol de visitante y deberán tener mucho cuidado de no recibir anotaciones en casa, porque eso les complicaría todo.

Mientras Rayados sacó la victoria y apostará a hacer lo mismo que frente al Santos, contra quien igual ganó 1-0 en casa y en Torreón redondeó la faena con tantos de visitante; aunque definitivamente no hay garantías y la serie sigue abierta.

 

GOLPE TEMPRANERO

El partido no pudo comenzar mejor para Rayados y peor para la Máquina, cuando apenas a los 3 minutos, Rodolfo Pizarro marcó el 1-0 que significaría la victoria.

Ese gol dejó en shock a los cementeros y motivó a los regios, quienes basaron su estrategia en encimar y presionar a Cruz Azul desde su salida y le funcionó, porque Funes Mori, Pabón, Gallardo, Pizarro y Ortiz hicieron una marca pegajosa y lograron que Corona, Madueña, Aguilar, Domínguez y Aldrete entregarán muchos balones en su salida.

La intensidad, aplicación y presión de los Rayados fue veneno para los capitalinos, que perdían irremediablemente la esférica y lejos de poder llegar al marco de Barovero, les costaba pasar la media cancha.

Pero además, los regios provocaron algunos arribos que no pudieron concretar, como centros de Medina a Gallardo no pudo conectar y de Pabón a Funes Mori, que también se fue de largo.

Aunque los Rayados manejaban el trámite del juego, poco a poco fueron perdiendo el mando.

Cruz Azul aguantó los embates, se sacudió el shock y comenzó nivelar las acciones.

Y paulatinamente logró tener más posesión del balón, su medio campo le dio un respiro y Rayados tuvo que replegar líneas.

Incluso, los visitantes se acercaron cuando Aguilar le puso servicio a Elías Hernández en el área y éste remató con la cabeza y Barovero desvió con las uñas.

Monterrey mantuvo la intensidad y buscó el segundo tanto, pero careció de profundidad y claridad.

 

MÁS DE LO MISMO

Para el complemento, se mantuvo la tónica del juego, Rayados intentaba hacer daño con base en su velocidad y la Máquina pretendía generar peligro en el marco de Barovero, pero sin éxito, Méndez, Alvarado, Hernández y Cauteruccio, eran bien marcados y no podían gravitar.

Gallardo tuvo una chance, pero en vez de tirar cedió al centro en busca de Pizarro y Domínguez cortó la opción.

Caixinha intentó darle poder ofensivo al equipo con los ingresos de Caraglio y Mena, pero no pudieron provocar la reacción del cuadro celeste y acabaron perdidos en la misma inoperancia.

Rayados a su vez afianzó la zaga con la entrada de Montes,  y al frente insistió, pero sin obtener frutos, y ni la entrada de Avilés Hurtado le dio ese segundo tanto que buscaba.

El mayor acercamiento que tuvo el conjunto regio fue a través de tiros de Funes Mori, el primero salió desviado y el segundo pegó en la base del poste.

Así se fueron hasta el final, pese a no hacer un buen juego, Cruz Azul lució tranquilo, nunca desesperó, intentó responder pero siempre de forma segura, sin desproteger su zona defensiva, confiado en que un gol adverso lo podrá remontar en casa.

Y los Rayados al final valoraron la victoria y el hecho de mantener el cero en casa, confiados en que podrán hacer gol de visitante y eliminar a la Máquina.

El primer choque fue para Monterrey, pero este duelo tiene mucha historia.

 

GOLES

1-0, minuto 3. Dorlan Pabón llega por la punta derecha, se quita de encima a Aldrete, mete servicio al área, a primer poste, donde Rodolfo Pizarro aparece sin marca y remata a placer para anidar el esférico al ángulo superior izquierdo de Corona.

 

DEBE GANAR

Para el encuentro de vuelta, el sábado en el estadio Azteca, Cruz Azul debe ganar 1-0 para avanzar por su mejor posición. Pero si recibe gol de visitante, deberá ganar por dos anotaciones, 1-3, 2-4 y así sucesivamente, porque el empate en el global después de dichos resultados lo dejaría fuera por el tanto de visita.

 

POR GOLES DE VISITANTE

Rayados sabe que la ventaja es mínima, pero apostará a meter goles de visitante para complicar a los cementeros. Si Monterrey anota uno, obligaría a la Máquina a meterle tres.

 

NO SE LE DA LA VISITA

Tal como sucedió en el torneo regular, Cruz Azul exhibió carencias como visitante y perdió en patio ajeno. En la fase regular los celestes perdieron en la cancha de Necaxa y del Pachuca.

 

RAYADOS, PASO PEFECTO

Monterrey tiene paso perfecto en la Liguilla, donde acumula tres victorias en igual, número de partidos y no ha permitido anotación en su marco.

 

NO SE LLENÓ EL ESTADIO

Pese al llamado de jugadores y directiva, los aficionados no llenaron el estadio de Rayados ni por tratarse de semifinales y de ser Cruz Azul el rival. La asistencia que reportaron fue de 36 mil 721 espectadores y el coso tiene capacidad para más de 50 mil personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *