Se recupera, de a poco

Arnold Schwarzenegger dice estar bien, pero no tanto; publicó un video para detallar su actual estado de salud

NUEVA YORK.- El actor Arnold Schwarzenegger, que hace algunos días fue sometido a una operación de urgencia a corazón de abierto, afirmó que está “bien, pero no tanto”.

La estrella de Terminator, de 70 años, grabó un pequeño video y lo subió a su cuenta de Twitter para informar a sus fanáticos sobre su actual estado de salud, y agradecerles todo el apoyo recibido en estos días.

Sentado frente a un tablero de ajedrez, que el actor aseguró le ayuda a pensar y reflexionar sobre su vida, Schwarzenegger dijo que se siente “bien”, pero “no muy bien todavía”.

“Ustedes han sido muy amables”, comenzó diciendo en el video.

“Solo quiero que sepan que me siento mucho mejor”.

“No puedo decir, incluso con mi actitud positiva, que soy genial porque todavía no soy genial, genial es un nivel totalmente diferente, pero estoy bien. Me siento bien”.

A comienzos de este mes el exgobernador de California fue intervenido quirúrgicamente y sufrió complicaciones durante el cambio de la válvula aórtica que le había sido implantada hace 20 años. “Estoy de vuelta”, dijo tras la intervención, rememorando la clásica frase de “Terminator” (‘I’m Back).

“Me fui a dormir esperando despertarme con una pequeña incisión y desperté con una grande, pero adivina qué? Me desperté, y eso es algo para estar agradecido”, señaló en aquel momento.

“Gracias a los doctores y enfermeras. Y estoy realmente lleno de gratitud por todos los mensajes amables”, expresó apenas despertó de la operación, realizada en el Hospital Cedars-Sinai de Los Angeles.

Esta no es la primera vez que Schwarzenegger se somete a una operación de corazón. En 1997, le fue reemplazada la válvula aórtica. En aquel momento, el intérprete explicó que la intervención se debía a una anomalía congénita y negó que tuviera algo que ver con el consumo de esteroides.

En su libro Total Recall: My Unbelievably True Life Story, Schwarzenegger relató que en un primer momento mantuvo en secreto con su mujer, Maria Shriver, la operación de 1997. En vez de contarle que iba a operarse, le dijo que se marchaba de vacaciones a México. En una entrevista con el programa “60 Minutes”, de la CBS, reveló que el médico que lo atendió le dijo que estaba “loco” cuando le explicó que pensaba dejar a su esposa al margen de la intervención quirúrgica.

“Me dijo ‘tu mujer está embarazada, qué quieres decir con que no vas a decírselo?”, contó el actor. “Le respondí: ¡Este es el plan, voy a operarme del corazón, lo vas a hacer en secreto, nadie sabe nada al respecto, lo haremos a las seis de la mañana.Cuatro días después, me iré de aquí, viajaré a México y le diré a Maria que estoy allí, un poco ocupado y de vacaciones, cuando regrese estaré bronceado y nadie sabrá nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *