Se va otro grande

Ayer murió Fernando Luján, uno de los actores más prolíficos en México; sus últimos trabajos fueron en la Ingobernable, serie de Netflix, y la cinta Hombre al agua 

El actor Fernando Luján falleció este viernes a los 79 años de edad, en su casa en Puerto Escondido, Oaxaca.

El actor, una de las máximas figuras del cine y la televisión en México, destacó por su actuación en telenovelas como “Los ricos también lloran”, “Mirada de mujer” y en películas como “Cuando los hijos regresan” y “¡Hombre al agua!”.

En fecha reciente fue hospitalizado de urgencia debido a una crisis de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

Deja un gran legado en la industria cinematográfica y en la televisión de México, ya que tuvo participación en 27 melodramas y un gran número de largometrajes.

Fernando Ciangherotti Díaz, su nombre real, quien había sido internado recientemente por un cuadro de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), nació el 23 de agosto de 1938 en Bogotá, Colombia, debido a que su padre se encontraba en una gira teatral en ese momento.

Es hijo de dos destacados actores, Mercedes Díaz, de la dinastía de los hermanos Soler, y Alejandro Ciangherotti; recientemente se le vio en la pantalla grande en las películas “Cuando los hijos regresan” y en “¡Hombre al agua!”.

Destacó por su participación en la Época de Oro del cine mexicano; inició su carrera como actor infantil a la edad de ocho años con la película “La cobarde” (1947).

En 1952 debutó en el filme “La segunda mujer”, con el nombre de Fernando Ciangherotti, pero tiempo después lo cambió por Fernando Luján.

Cuatro años más tarde se casó por primera vez con Laura, la madre de su primer hijo, el también actor Fernando Ciangherotti; tuvo nueve hijos más producto de diversos matrimonios, entre ellos con la actriz Martha Mariana Castro, con quien tuvo a Paolo.

Se destacó por sus personajes cómicos en películas como “¿Qué haremos con papá?” (1965), por la que un año después recibió una Diosa de Plata por Mejor Coactuación Masculina.

En 1969 comenzó su carrera como director de teatro con la obra “Cuando las chicas no quieren”, de Reich. Al siguiente año montó “Cuatro y Ernesto”, de Alfonso Paso, y en 1976 dirigió “Un tirador franco”, de Velker.

 

Don Cucufato

En la televisión incursionó en la comedia, como actor del programa “Domingos Herdez” (1970), en el que realizó un personaje llamado “Don Cucufato”.

En 1993 participó en la realización del guión de la película “Dólar mambo”, realizada por Paul Leduc.

En el ámbito televisivo, Luján ha trabajado en diversos programas y telenovelas, de las cuales destacan “Cadenas de amargura” (1991), “Sueño de amor” (1993), “Para toda la vida” (1996) y “Mirada de mujer”, con la que obtuvo gran reconocimiento.

Las películas que marcaron el rumbo de su carrera en el cine juvenil fueron “El mil amores” (1954), de Rogelio A. González; “La edad de la tentación” (1958), de Alejandro Galindo; “Peligros de juventud” (1959), de Benito Alazraki; y “El pueblo fantasma” (1963), dirigida por Alberto B. Crevenna.

También intervino en los filmes “El coronel no tiene quien le escriba” (1999), “En el país de no pasa nada” (2000), “El Tigre de Santa Julia” (2002), “Tú te lo pierdes” (2005), “El Carnaval de Sodoma” (2006), “Labios rojos” (2008) y “Huevos revueltos” (2009).

En 2010 participó en la telenovela “Entre el amor y el deseo”, en la que dio vida a “Édgar Dumont”, un hombre millonario.

Su actuación más reciente fue en el melodrama “Quererte así” (2012), la cual fue producida por Rafael Urióstegui.

En septiembre del mismo año inició de nuevo grabaciones de la telenovela “Los Rey”, en la cual dio vida al patriarca “Everardo Rey”, un hombre ambicioso que no se detiene con nada para obtener más poder.

 

Bruñida trayectoria

En 2013 el actor recibió un homenaje durante el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF). Fue reconocido con la Cruz de Plata de este encuentro, bajo el lema de “Más Cine por Favor” y recibió dos premios más por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que le entregó la Medalla de Plata de la Filmoteca de esta casa de estudios.

Además, la presidencia municipal de San Miguel de Allende le otorgó, a través de un corazón de latón de San Miguel, por haber hecho latir a millones de personas con sus películas y a este lugar con su presencia.

En 2014 participó en la película de comedia “Cásese quien pueda”, al lado de actores como Martha Higareda y Luis Gerardo Méndez; En 2017 fue parte del elenco de la serie de Netflix “Ingobernable” y en la cinta “Cuando los hijos regresan”.

Un año después participa en “¡Hombre al agua!”, protagonizada por Eugenio Derbez, además recibió un homenaje en la cuarta edición del Festival Internacional de Cine de León, Guanajuato, que se llevó a cabo del 9 al 15 de noviembre.

Asimismo, ese año, fue distinguido con el Premio Luis Buñuel, junto a la actriz española Victoria Abril, por su aportación a la industria fílmica de Iberoamérica; la entrega fue realizada en la Embajada de España en México, previo al inicio de las actividades de la sexta Muestra de Cine Español e Iberoamericano.

 

Lamenta la ANDI

El primer actor Mario Casillas, presidente de la Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI), lamentó el fallecimiento del artista de televisión, teatro y cine, Fernando Luján, ocurrido hoy en Puerto Escondido, Oaxaca.

“Con mucha pena y dolor puedo decir que Fernando era un hombre muy amable, un gran amigo, y sobre todo un primer actor. Con el tiempo adquirió la experiencia para brillar en todos los escenarios, cosechando una multitud de admiradores, yo en primera fila”, dijo.

Casillas, actor de películas, telenovelas y obras teatrales, así como de series de televisión, recordó que hace casi cinco meses lo vio por última vez, en la función de una pieza teatral, y platicaron gratamente.

Mario Casillas, añadió a su pésame que Luján se erigió entre los actores más reconocidos dentro y fuera del país. “También llegó a ser una figura capital de la televisión mexicana, y me daba pena ver que su salud se deterioraba. No imaginé que perderíamos”, confesó.

Por su parte, el actor de cine, televisión y doblaje, Fernando Manzano, Primer Vocal de la ANDI, dijo que Fernando Luján ingresó a esa organización de intérpretes el 16 de diciembre de 1974. “Es una pérdida para nuestro gremio”, subrayó consternado.

Manzano agregó que Luján fue un socio destacado y distinguido, un personaje con gran trayectoria artística, cualidad que llevó en las venas toda su vida.

Añadió que sin haber sido fundador de la ANDI, sí fue socio durante muchos años, y a partir de hoy, llevará en su memoria “al actor que representó los más variados personajes de la escena televisiva, teatral y cinematográfica de México y otras naciones del mundo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *