Secuestran y matan a 7 en Minatitlán y Vega Alatorre

MINATITLÁN, Ver.- Cuatro hombres fueron ejecutados y sus cuerpos abandonados en un automóvil sobre el camino que conduce de Minatitlán a La Chinantla; las víctimas presentaban huellas de tortura.

En Vega Alatorre, entretanto, tres personas fueron ejecutadas en un presunto ajuste de cuentas entre gurpos criminales.

En el caso de Minatitlán, de acuerdo con un informe oficial, los infortunados estaban desaparecidos desde el miércoles, cuando un grupo de encapuchados se los llevó por la fuerza en un vehículo, en Uxpanapa.

Los cadáveres tenían además disparos y el automóvil donde se encontraron estaba cerca de la localidad Benito Juárez.

Desde el viernes comenzó a correr la noticia en la zona rural de Minatitlán sobre la presencia de cuatro cuerpos abandonados en un automóvil; más tarde la policía municipal de Minatitlán confirmó los hechos y dio parte a la Fiscalía del Estado.

El primer cuerpo portaba playera verde y estaba semidesnudo; el segundo, playera café; el tercero, playera naranja, bermuda blanca con negro y estaba amarrado de pies y manos, y el cuarto, usaba playera morada, bermuda negra y un disparo en el rostro.

Diversas corporaciones armadas implementan un operativo en la zona en busca de los responsables.

De acuerdo con las autoridades, hace menos de 15 días en la misma región presuntos autodefensas privaron de la libertad a un grupo de hombres en el mismo lugar, posteriormente dos aparecieron sin vida.

En Vega Alatorre, tres cadáveres fueron localizados en la entrada a Las Higueras. Las víctimas eran varones y se encontraban maniatados y vendados de los ojos.

Los cuerpos fueron abandonados en un platanar ubicado en un costado de la carretera federal y fueron localizados por vecinos que llamaron al 911 para dar parte a las autoridades.

La Policía Estatal acordonó el lugar de los hechos y pidió la intervención de peritos criminalistas para que realizaran las diligencias de rigor.

Al revisar los cuerpos, las autoridades ministeriales descubrieron que presentaban varios impactos de bala y aparentes huellas de tortura.

Al paso de unos minutos los cadáveres fueron levantados y trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo), donde quedaron en calidad de desconocidos. La Policía Ministerial, con el apoyo de las corporaciones preventivas, realizan las diligencias correspondientes para dar con los responsables.