Seguro de vivienda: Resguarda tu patrimonio sin importar dónde vivas

Hay que identificar riesgos en el área donde está la construcción y contar con coberturas adecuadas



Cuartoscuro.com

México es un territorio altamente expuesto a fenómenos naturales, como son los hidrometeorológicos y los sísmicos, toda vez que colinda con el océano Pacífico, dos Golfos y parte del Mar Caribe, siendo 17 entidades costeras susceptibles a eventos hidrometereológicos, aunque también pueden ocurrir estos riesgos en entidades que no colindan con playas, pero donde azotan fuertes lluvias.

LEE ADEMÁS: Feria de San Cristóbal Ecatepec 2024: Fecha, hora y costos para ver a Bronco

Por otra parte, México se encuentra sobre una zona altamente sísmica, y con todo lo anterior, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) recomienda ampliar el alcance de un seguro que proteja el patrimonio.

Así, señala las coberturas esenciales que no se deben omitir como la de huracanes, toda vez que para esta temporada se prevé una mayor probabilidad de huracanes de categoría 3 o superior que podrían impactar al país, de acuerdo con la oficina de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

Y la de terremotos, pues considera fundamental que en algunos estados el seguro incluya esta cobertura por daños ocasionados por terremotos, ya que “México es parte del Anillo de Fuego, la zona con mayor actividad sísmica y volcánica del mundo”.

La Asociación señaló que los tipos de bienes asegurables son los bienes muebles o contenidos, que son los objetos que pueden transportarse manualmente, mientras se encuentren dentro del inmueble asegurado, como enseres, ropa y otros objetos o bienes de uso doméstico, entre otros.

También, los bienes inmuebles, esto es, el edificio, que suele ser el conjunto de construcciones materiales principales del bien asegurado; así como aquellas instalaciones hidráulicas, sanitarias y eléctricas para el uso de casa habitación; además de las áreas comunes, renglón que es muy importante en el análisis de los diversos alcances de los seguros específicos, por ejemplo, en condominios pueden incluir los elevadores, escaleras, fachada, estacionamientos, entre otros; así como el análisis de las proporciones aseguradas, en función de la proporción de los condóminos asegurados.

TE PUEDE INTERESAR: Cómo solicitar el apoyo a Madres Solteras 2024: requisitos y montos

La AMIS señaló que hay al menos tres tipos de seguros según la situación de la vivienda, esto es, seguro de vivienda voluntario que es para propietarios de viviendas; seguro de vivienda con crédito hipotecario, que es para quienes aún están pagando su vivienda.

“En caso de tener un seguro de vivienda ligado a un crédito hipotecario, sugerimos validar el alcance de la cobertura, que puede protegerte hasta por el valor del saldo, el valor de la vivienda, o el que resulte mayor”, indicó.

Y el seguro para arrendatario, que es para inquilinos que desean proteger solo sus bienes dentro de la vivienda alquilada.

Es importante que la información que se proporcione sea precisa y verdadera, ya que ayudará a determinar el valor de la suma asegurada.

La industria aseguradora recuerda que contar con un seguro adecuado brindará tranquilidad y protección financiera a los asegurados en caso de un evento adverso, por ello no hay que olvidar que si se vive en condominio, se debe garantizar que se aseguren las áreas comunes y de preferencia motivar que todos los habitantes o condóminos cuenten con un seguro, para que se cubran todas las reparaciones, incluyendo las áreas comunes en caso de siniestro. En algunas entidades está normado en los regímenes condominales.

Hay que actualizar la póliza si se hicieron mejoras a la vivienda, para que en caso de siniestro sean consideradas en la cobertura de daños; asegurar los bienes ante todos los riesgos a los que se están expuestos, protegerlos sólo con un seguro contra incendios no podrá cubrir en caso de huracán o sismo.

Asimismo, la Asociación recomienda contratar un monto de cobertura adecuado al valor de la vivienda y las pertenencias; pedir asesoría a la aseguradora sobre cómo integrar un expediente que sustente el valor de las pertenencias; mantener los pagos de la póliza al día e informar a la compañía de seguros sobre cualquier cambio en la vivienda o situación personal.

Cabe señalar que hay que comparar las coberturas adicionales que ofrecen diferentes compañías de seguros como la remoción de escombros o los gastos extraordinarios derivados del evento, como pueden ser el hospedaje por la imposibilidad de acceso a la vivienda, mudanza y pérdida de rentas.