Senado avala que ONU coadyuve en desapariciones forzadas en México

El Senado aprobó, por unanimidad de votos, que la Organización de Naciones Unidas (ONU) tenga competencia para conocer de desapariciones forzadas en México y coadyuve a su prevención y al fortalecimiento de los derechos humanos.

En su primera sesión del periodo ordinario, el pleno senatorial avaló con 107 votos a favor de la solicitud enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para que el Comité contra Desapariciones Forzadas de la ONU tenga jurisdicción en el país.

Según datos oficiales al 31 de diciembre de 2019, había 61 mil 637 personas desaparecidas.

Con esta aprobación, el Comité integrado por 10 expertos de gran integridad moral, reconocida competencia en materia de derechos humanos, independientes y que ejercen sus funciones a título personal y con total imparcialidad, podrá conocer de este delito.

Al respecto, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, celebró que el presidente López Obrador visibilizara este problema y enviara para su ratificación esta solicitud.

“Es una lucha de muchos años, ya no más Tlatlayas, ya no más Ayotzinapas, ya no más crímenes ni desapariciones, ni ambientalistas desaparecidos, ni periodistas desaparecidos.

“Esa es la idea, se le otorga jurisdicción al Comité Internacional y tiene la facultad de recibir denuncias de familiares, amigos, conocidos para que el Estado mexicano se active, los busque, pero también para que el Estado mexicano pueda reparar el daño”, destacó.

La panista Kenia López, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, explicó cuáles serán las potestades que tendrá el Comité.

“En instar a nuestro país a reconocer a la víctima y aplicar los protocolos y principios rectores de búsqueda. Asimismo, podrá exigir se juzgue y se castigue a los responsables y se tomen las medidas para reparar y hacer efectivas las garantías de no repetición”, precisó.

A su vez, Beatriz Paredes, del PRI, afirmó que desde las deviaciones perniciosas de corporaciones de seguridad pública o de instituciones de readaptación social, el abuso aterrador de la trata de personas y de la trata de menores de edad, la monstruosidad de las ejecuciones masivas y la actuación sin límite del crimen organizado.

“Tantas páginas oscuras que lesionan la memoria de la especie humana y que convocan a cada uno de nosotros, a cada una de nosotras a elevar nuestra conciencia y a exigir justicia. Por ello saludamos con beneplácito la intención que refleja esta declaración, la voluntad política que acusa este documento”, precisó.

Este Comité examinará de manera urgente toda petición presentada por los allegados de una persona desaparecida, sus representantes legales, sus abogados o las personas autorizadas por ellas, así como por todo aquel tenga un interés legítimo a fin de que se busque o localice a una persona desaparecida.

Declarará admisibles las comunicaciones individuales, cuando el peticionario haya agotado los recursos internos, a menos que excedan los plazos razonables.

Dirigirá al Estado mexicano una solicitud para que implemente las medidas cautelares necesarias, con miras de evitar posibles daños irreparables a la víctima o víctimas de esta violación.

En dos ocasiones anteriores se negó la posibilidad de que el Comité tuviera jurisdicción en México.