Si ahorra, pierde por inflación alta y tasa baja; el ministro adversario de López Obrador

No hay buenas señales para la economía mexicana.

El desplome de -18.7 por ciento del segundo trimestre ha sido un golpe seco y no se ve cómo vaya a salirse del atolladero.

Ayer, el Banco de México que comanda Alejandro Díaz de León redujo por decimoprimera vez consecutiva la tasa de interés para intentar empujar la actividad económica, porque nomás no jala.

Con el ajuste de .25 por ciento la tasa ya es negativa, en el balance final, donde la inflación es fundamental.

Ayer se informó que ésta se ubica en 4.1 por ciento, lo que pone al dinero en rendimientos anuales negativos.

Los ahorradores serán los más perjudicados, porque sus recursos pierden poder adquisitivo al tenerlos en el banco.

Por si fuera poco, el Banxico alerta sobre la debilidad de la economía nacional y la posibilidad de una devaluación en el corto plazo, problemas que se arrastran por la parálisis ordenada durante los tres meses de sana distancia debido a la epidemia de coronavirus.

-Si tiene billete en el banco tiene dos opciones: dejarlo ahí para recibir intereses miserables, mientras la inflación se dispara, o sacarlo para invertir en una economía que nomás no jala, porque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no genera confianza de los inversionistas que, por el contrario, se llevaron 13 mil millones de dólares desde que comenzó la crisis por la Covid-19, retumbó en radiopasillo.

 

Concierto de inconstitucionalides

Así sintetiza el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, el intento de Andrés Manuel López Obrador de llevar a cabo una consulta para aplicar la ley o no a los expresidentes por presuntos delitos cometidos en sus sexenios.

-Implica sujetar a la condición o elección de una porción de la población, cualquiera que sea su número, si las autoridades deben cumplir con sus obligaciones de protección de los derechos humanos, dice el proyecto de sentencia, que se discutirá en el pleno el 1 de octubre.

La semana próxima.

-El objeto de la consulta popular que se solicita se considera inconstitucional, porque se trata de un concierto de inconstitucionalidades que pudieran incidir negativamente en el acceso a la justicia, la persecución de los delitos y el Estado de Derecho mismo, lo cual implica la afectación de los derechos humanos de todas las mexicanas y los mexicanos, sostiene.

Añade que el Estado no puede renunciar a sus obligaciones constitucionales de investigar y perseguir cualquier hecho del que se tenga noticia que puede constituir un delito. Esas obligaciones son ineludibles y no pueden ser trasladadas a la ciudadanía para que, mediante una consulta, decida si debe cumplirse con la Constitución y sus leyes.

-Habrá que esperar la votación de todos, porque existe el sospechosismo, siempre ese trillado pero vigente sospechosismo, ya que el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, aunque fue impulsado por López Obrador, ha declarado abiertamente tener grandes coincidencias ideológicas con el presidente, además de que quien elaboró el proyecto es su antecesor, Luis María Aguilar, quien tuvo abiertos enfrentamientos con el Ejecutivo, se escuchó en radiopasillo.

 

Buenas cuentas

Llegó a su fin el convenio del gobierno federal con los hospitales privados para atender a pacientes del sector público durante la epidemia de C-19.

Fueron cinco meses.

Se asistió a 17 mil 413 pacientes.

De éstos, 81 por ciento fueron partos naturales y cesáreas.

Además, 17 por ciento cirugías generales.

Se utilizaron 3 mil 427 camas.

-Y aunque no fue de gorra, el cobro sólo fue para cubrir los costos, se escuchó en radiopasillo.

 

radiopasillo@ova.com.mx