Sí, fue orden de AMLO bajar a Morena; ‘¡chinguen a su madre!, ¡qué manera de legislar!’: Porfirio

Como dice ya saben quién:

No es para presumir, pero se lo dije ayer aquí.

Desde Palacio Nacional se ordenó a Morena dejar de hacer ruido y no aferrarse a la presidencia de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados, porque estaba pegando a la imagen de la cuarta transformación.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, lo confirmó:

-Nos está impactando mucho negativamente lo que ustedes están tratando de hacer, de cambiar la ley de un momento a otro. No puede ser así, dice la ministro en retiro, según una grabación que se filtró ayer de una llamada telefónica que se convirtió en tendencia.

Los diputados, tapetes como siempre, aplauden y ella continúa:

-El señor presidente, acabo de hablar con él, me dijo:

‘Nos está perjudicando mucho lo que está sucediendo en la Cámara de Diputados’.

Y así, de pronto y por arte de magia, Muñoz Ledo, el aplaudidor de Gustavo Díaz Ordaz tras la matanza de 1968, llegó a la tribuna y en una más de sus actuaciones dijo, queriendo parecer demócrata y hombre de Estado:

-Señoras y señores, compañeros, he escuchado con cuidado a las oradoras y oradores durante estas horas y he reflexionado: vengo a anunciar que me retiro de la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Y estallaron los aplausos de los aduladores.

Mario Delgado, coordinador de los diputados morenos, hasta dijo que admiraba la entereza de Porfirio, que, por cierto, pasó del delirio al escándalo ayer cuando le mentó la madre a todos los diputados, por el desastre que continúa y que tiene atorada la elección de la nueva Mesa.

-¡Chinguen a su madre!, ¡Qué manera de legislar!, dijo.

Y aunque Andrés Manuel lo negó en la mañanera, con su clásico “nosotros no nos metemos”, sus respuestas y actitud denotaban que él lo había hecho.

Porque cuando no quiere que se sepa, simplemente se niega a contestar. Y se acabó.

Fue él quien ordenó que Muñoz Ledo dejara de hacerle al cuento y que su partido, Morena, no insistiera en quedarse con la presidencia de la Mesa Directiva.

-Nosotros no tenemos por qué intervenir; sin embargo, yo creo que la transformación de México pasa por el estricto apego a la legalidad. Es decir, que se acabe con la simulación.

Celebro -aunque corresponda a otro poder- que se haya resuelto respetar la ley en el caso del Poder Legislativo. Es decir, que no se haya modificado la ley orgánica en el Poder Legislativo, porque eso no debe de permitirse.

Y aunque ahí nosotros no tenemos facultad, sí podemos dar nuestro punto de vista. Celebro que no hayan entrado en componendas.

¡Imagínense si nosotros, que estamos planteando una transformación, permitimos eso!

O un partido que porque tiene mayoría puede aprovechar para modificar una ley en beneficio personal, en beneficio de grupo, en beneficio de una facción, pues eso es retroceso.

Yo no podía meterme, pero era una vergüenza.

Y advirtió que en Baja California, Jaime Bonilla, su compa, puede irse despidiendo de los cinco años como gobernador que quiere.

-¿Y espera que ocurra lo mismo en el caso de Baja California?, le preguntaron.

-Es que no se debe de modificar la ley en función de intereses personales o de grupos. No se puede retorcer la ley, no se puede hacer la ley a la medida, independientemente de dónde suceda.

Espero que se actúe igual en todos los casos y, además, que se dé el ejemplo. No llegamos aquí para hacer más de lo mismo, llegamos aquí para transformar.

 

Forma cuadros el PRI

El PRI del Estado de México hizo acuse de recibo del discurso presuntuoso de Andrés Manuel López Obrador.

-Los conservadores están moralmente derrotados, dijo en su mañanera-dominguera, llamada tercer informe de gobierno.

Alejandra del Moral, lideresa del tricolor en suelo mexiquense, inauguró un programa de capacitación política, llamado Formando Formadores, Conciencia Activa al 1000 por 1000.

Busca armar un ejército de activistas capacitados para ganar las elecciones de 2021.

El PRI sabe que 2018 los desarmó y que sólo con estrategia podrá volver.

El programa diseñado por la Fundación Colosio busca formar cuadros de élite, con liderazgo y no sólo por su capacidad de operación política.

Suma a Aguilar

Por cierto, Alejandro Moreno Cárdenas, líder nacional del PRI, sumó a Ricardo Aguilar Castillo como secretario de Organización.

Alito, como le llaman en su tierra, Campeche, poco a poco teje la red para encabezar la oposición que enfrente a ese monstruo llamado Morena.

 

Vámonos: La Cámara es un desastre.

 

albermontmex@yahoo.es                            @albermontmex