Si hay confianza


Contrario a los que podría haberse pensado, México incrementó el flujo de inversión directa al país en el primer semestre de este año, con una captación record.
En un ambiente global de alta volatilidad y contracción de los flujos de inversión directa, México logró un incremento de 1.5 por ciento a lo obtenido en el primer semestre de 2018 al captar 18 mil 102 millones de dólares, cifra que se obtiene de los 24 mil 63 millones de dólares que entraron al país menos los 5 mil 961 millones de dólares que salieron.
Debe tenerse en cuenta que la Inversión Extranjera Directa (IED), es aquella que llega al país para instalar empresas comerciales, industriales o de servicios, que generan la creación de empleos en diversas regiones de la nación, a diferencia de la inversión en portafolios o de bonos gubernamentales, de alta volatilidad y no generadora de puestos de trabajo.
Los agoreros de la catástrofe vieron sucumbir sus expectativas con esta buena noticia sobre los flujos foráneos de capitales que en términos absolutos son los segundos más importantes para un primer semestre desde el año 2013.
En aquel año, debe considerarse, se llevó acabo la compra accionaria del Grupo Modelo por parte AB InBev, por un total de 13 mil millones de dólares, por lo que si se descontara esa cifra extraordinaria, la inversión en este primer semestre sería la más alta de la historia.
Como es costumbre Estados Unidos fue el país que más aportó inversión en México con el 37.9 por ciento del total, pero en el segundo sitio hubo un cambio significativo al ser Canadá con el 15.4 por ciento de la inversión general, el que superó a España, que se había mantenido en ese lugar por varios años; ahora cayó al tercero con 11.1 por ciento de la inversión.
De mantenerse esta tendencia México se presentará como uno de los países más atractivos para la inversión en el mundo, lo que significa que no se teme al actual Gobierno Federal y sí se confía en el estado de derecho vigente.

SUSURROS
En este tenor de la confianza se ubican las palabras del empresario Alfredo Harp Helú, en el sentido de las enormes oportunidades de inversión en México.
Desarrollo regional, infraestructura, turismo y los mercados bursátiles, es donde Harp ve las mayores oportunidades. En la Bolsa, aprecia, hay empresas que cotizan muy subvaluadas y muy pronto serán altamente redituables.
Sin embargo no dejó de advertir, el acaudalado hombre de negocios (por cierto amante del béisbol como el presidente López Obrador), que es importante la ratificación del T-MEC para que se presente este boon en las inversiones privadas.
Con el acuerdo comercial trilateral signado, México podría ser gran receptor de inversiones generadoras de empleo e impulsoras del crecimiento nacional, así sea.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *