Sí, hay crisis; salgan… quédense en casa

Andrés Manuel López Obrador reconoció ya que la pandemia por coronavirus y la caída del petróleo han causado una crisis económica, que ya se siente.

En su gira por Oaxaca, afirmó que se avizora, ya se siente.

El panorama es preocupante.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ya ve recesión.

Los analistas perfilan un crecimiento de hasta -4.5 por ciento en México en 2020.

La pérdida de vidas por supuesto es dolorosa. A ello hay que sumar el daño económico, que aún no toca fondo. No se conoce todavía el tamaño de la afectación, porque todos los días los números son peores. Es un sube y baja.

Y habrá un rebote, seguro.

Pese a todo, López Obrador envía señales encontradas.

En la semana que concluyó llamó varias veces, aunque con mesura, a cuidarse, a acatar las instrucciones de Salud, pero ayer volvió a pedir no apanicarse.

Más aún, llamó a los mexicanos, a quienes tengan recursos, a salir y a llevar a sus familias a restaurantes porque aún estamos en la fase 1, de las tres que Salubridad ha marcado.

-No debemos de espantarnos. No adelantar vísperas. Los mexicanos por nuestras culturas somos muy resistentes a todas las calamidades y en esta ocasión vamos a salir adelante.

No apanicarnos. No dejen de salir, todavía estamos en la primera fase. Ya nosotros, yo les voy a decir, pero si pueden hacerlo y tienen posibilidad económica sigan llevando a la familia a comer, al restaurante a la fonda, porque eso es fortalecer la economía. No ayudamos si nos paralizamos, de manera exagerada.

En su momento el presidente les va a decir cuando hay que guardarnos. Con sana distancia, aún podemos seguir conviviendo.

No exagerar la nota, tenemos, eso sí, que estar preparados.

Y no pensar que no nos va a afectar. Puede escalar el problema, pero estamos preparados, dijo en un video en las redes.

 

Cierra CDMX… no restaurantes

En la CDMX Claudia Sheinbaum ya comenzó a tomar en serio la emergencia.

Luego de que justificó no cancelar el festival Vive Latino la semana pasada -14 y 15 de marzo – y tras la muerte de la primera víctima del coronavirus en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y la segunda en Durango, comenzó a llamar a no salir de casa y a aplicar restricciones.

Ayer ya, definitivamente, anuncio el cierre de cines, teatros, bares, iglesias y más.

Pero no de restaurantes.

Mantiene el discurso del presidente, de que no tratar de que el daño económico no sea más grave de lo que ya es.

-Cuando comiencen a dispararse los casos –porque la Secretaría de Salud federal así lo ha proyectado- ojalá que las pérdidas humanas no sean peores a las económicas, se escuchó en radiopasillo.

 

En dos horas, a la playa

Las buenas noticias para Oaxaca continúan.

Tiene el apoyo presidencial.

Alejandro Murat tuvo un fin de semana con palomita y estrella en la frente.

Andrés Manuel López Obrador le visitó de nuevo para supervisar el avance de las autopistas que conectarán a Tehuantepec y a Puerto Escondido.

-Oaxaca se constituye de ocho regiones.

Para ir de una a otra tardamos por lo menos entre cinco y seis horas.

Esta autopista de 104 kilómetros y la que supervisamos ayer la Mitla-Tehuantepec, de alrededor de 186 kilómetros, permitirán superar ese gran obstáculo de la conectividad.

Por eso nos entusiasma su presencia, porque vemos aquí el avance auténtico de más de doce kilómetros y el apoyo del presidente lo agradece Oaxaca, dijo Murat.

-En Oaxaca estamos aplicándonos en la construcción de caminos para comunicar las cabeceras municipales. Ya inauguramos 25 caminos de concreto. Obras de arte, hechas por la gente. El gobernador nos ayuda mucho, nos apoya y por eso estoy confiado de que vamos a inaugurar esta obra el 21 de marzo de 2022, aseguró López Obrador.

Y vaya que es buena noticia, porque actualmente ir de Oaxaca a la playa por tierra puede tardar hasta seis horas, como dice Murat.

 

radiopasillo@ova.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *