Si la envidia fuera tiña

Steven Spielberg emprende cruzada contra Netflix a causa ROMA; no le gusta que cintas de streaming, pensadas para la televisión, compitan por los Oscar y otros premios

Era demasiado bueno para ser verdad. Es posible que la aparición y la cosecha de premios conseguidos por la película “ROMA”, hayan sido debut y despedida para este tipo de cintas en eventos como el Oscar, ya que el Director Steven Spielberg emprendió una cruzada  nada menos que contra la plataforma de entretenimiento Netflix, por la forma en cómo hacen cine y  las afectaciones que causaría en la industria fílmica.

El multipremiado cineasta, director de grandes éxitos como “Tiburón” o  “La lista se Schindler” por mencionar algunos, plantea un cambio en la reglamentación para películas elegibles a premios.

A su juicio, por sus características, las producciones de Netflix y otras plataformas “deben competir en los Emmy, no en los Oscar.

El director ha propuesto a la Junta de Gobernadores de la Academia de Cine, que se reunirá el próximo mes de abril, un cambio en la normativa de nominaciones a los Oscar.

Se trata de evitar que películas como “ROMA” estén presentes en premios cinematográficos. Su decisión afectaría, de forma colateral, a muchas producciones independientes que luchan cada año por los premios más deseados del cine.

La producción de Netflix protagonista del debate iniciado por Spielberg, consiguió diez nominaciones a los premios Oscar, alzándose con tres a mejor director para Alfonso Cuarón, mejor película en lengua no inglesa y mejor fotografía.

Sin embargo, Spielberg está en desacuerdo, y explica que actualmente para que una película sea elegible a los Oscar, es necesario se proyecte en cines de Nueva York y Los Ángeles durante al menos una semana.

Además considera el modelo de financiación un engaño, pues los realizadores optarán por hacer su obra para streaming, con el fin de verla en cines, debido a lo difícil que es conseguir apoyo de las productoras; no obstante, su arte no estará dedicado a la cinematografía como tal, sino a la pantalla de televisión; harán una película en formato televisivo.

“Steven sí nota una gran diferencia entre el streaming y las salas de cine”, comenta un portavoz de Amblin Entertainment, productora del propio Spielberg, quien representa a los directores de cine en la Junta de Gobernadores.

Otros cineastas como Christopher Nolan se han unido a la batalla para evitar que la frontera entre cine y televisión sea cada vez más difusa.

Entre las quejas más comunes del sector contra “ROMA”, argumentan que Netflix ha gastado 50 millones de dólares sólo en promoción (otros títulos como “Green Book” sólo han invertido 5 millones de dólares); que la compañía no ha proporcionado los datos de taquilla cosechados por “ROMA”, o que sus producciones están disponibles 24/7 en 190 países de forma simultánea gracias a su distribución mediante la aplicación gratuita.

Corre el rumor de utilizando su poderosa influencia en las altas esferas de Hollywood, Spielberg habría influido para que ROMA no fuera elegida “Mejor Película” en la recientre entrega de los Oscar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *