Sigue la limpia

La detención en Dallas, Texas, de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Publica en el sexenio de Felipe Calderón, no solo confirma la extrema corrupción, sino también la colusión entre el gobierno y cárteles del narcotráfico en ese sexenio.
Las investigaciones, y sobre todo las revelaciones, de este caso apenas inician y mucho más se sabrá sobre lo acontecido entre el 2006 y el 2012, años de la guerra ficticia contra el narcotráfico, que dejo más de 100 mil muertos.
Para Felipe Calderón, el deslinde marcado frente a García Luna, solo en twitter, no será suficiente y habrá de explicar cómo fue posible que existieran tales nexos entre su Secretario de Seguridad Publica y los capos de la droga, sin que él se enterara de nada.
Haiga sido como haiga sido Calderón tendrá que hablar sobre el caso y dar una amplia explicación, o de lo contario se embarrará hasta el cuello con las acusaciones de García Luna.
Para el presidente López Obrador la aprehensión del calderonista resultó de gran beneficio aunque haya sido por autoridades estadunidense, porque aquí en México, Santiago Nieto, titular de Inteligencia Financiera de la SHCP, ya había congelado sus cuentas bancarias.
Y por lo que se ve todavía estamos en los inicios de la limpia que esta administración ha emprendido para acabar con la macro corrupción
SUSURROS
Lo que parecía imposible se logró en el último momento, México, Estados Unidos y Canadá firmaron un adendum a las condiciones del tratado comercial firmado y con ello destrabaron las negociaciones, que al parecer, ahora sí, llegaron a su fin.
Falta la ratificación de lo acordado por parte de los tres Congresos nacionales, por lo que el líder senatorial mexicano; Ricardo Monreal ya anticipo que antes del 15 de diciembre se aprobaran las enmiendas.
En Canadá tampoco se ven problemas para la aprobación final y posterior firma entre los jefes de Gobierno de las tres naciones.
En Estados Unidos no se deben presentar obstáculos para la ratificación del acuerdo modificado, lo que debería suceder este mismo año en el Congreso del vecino país, pero en el senado los tiempos anticipados son otros, como ya lo advirtió el líder de la mayoría Republicana, Mitch McConnell, quien dijo que la ratificación del T-MEC será hasta enero, después de atender el impeachment a Trump.
Esta circunstancia deja una duda abierta, por estar ensombrecida por el ambiente electorero vivido en EU, aunque se espera no se convierta en un obstáculo real al T-MEC, acuerdo comercial que urge a México para impulsar la economía, la inversión nacional y extranjera, y la generación de empleos.
La reforma laboral que será acuciosamente observada por Estados Unidos, beneficia a México porque busca la democratización auténtica de los organismos sindicales y una mejoría paulatina en los ingresos salariales de los trabajadores.
Por lo pronto hay mayor certidumbre en el sector privado, tranquilidad en el sector público y esperanza en el sector social.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo