Someterá AMLO a consulta ciudadana Termoeléctrica de la Huesca, Morelos

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció ayer que el pueblo de Morelos decidirá en Consulta Ciudadana si se echa andar la Termoeléctrica de la Huesca en esta entidad.

En caso de que la decisión sea por el SI se evitaría una pérdida de 20 mil millones de pesos de inversión por la construcción de las instalaciones y 3 mil cada año.

Además se dejaría de comprar la electricidad a empresas privadas a un costo muy alto.

Con la Reforma Energética, el sector eléctrico fue desmantelado y se provocó que el 50 por ciento de la energía se compre a empresas privadas, a un alto costo y en perjuicio de los mexicanos, señaló.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional dijo que si la población decide que se ponga en marcha la termoeléctrica habrá beneficios.

Entre otros: Disminución de tarifas, revestimiento de canales, ampliación de colectores, rehabilitación de plantas en Anenecuilco y Emiliano Zapata, apoyo a ejidatarios y financiamiento para hacer más productivas al menos 300 hectáreas de riego, con apoyos de 40 mil pesos por cada hectárea.

Junto con Hugo Erick Flores delegado de la CFE en Morelos y Manuel Bartlett Díaz, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), explicó que Morelos compra el cien por ciento de su energía eléctrica y con esta obra podría cubrir el la demanda total y hasta el 80 por ciento de lo que se requerirá en 2022.

Destacó que no se causará un daño ambiental y tanto el tratamiento de aguas del Río Cuautla, como su regreso al caudal será certificado por la UNESCO.

El Jefe del Ejecutivo comentó que este problema fue heredado por la anterior administración. Lo más fácil era meter la cabeza a la tierra como el avestruz, pero mejor decidieron enfrentar el problema.

Criticó a las organizaciones ambientalistas que más que defender el entorno natural sirven a intereses de empresas que no quieren competencia.

Al respecto Hugo Erick Flores dijo que la obra fue planteada desde el gobierno de Marco Adame en 2009 y se autorizó en 2010 bajo el concepto de Obra Pública Financiada.

En ese tiempo no se hizo consulta con la población, con los campesinos, indígenas o núcleos agrarios y ejidales.

Ahora, se propone echar andar y beneficiar a las instalaciones de ciclos combinados y red de transmisión de Yecapixtla y Cuautla.

Además se beneficiará a nueve municipios de Tlaxcala, 15 de Puebla y 8 de Morelos, por donde pasa un gasoducto que alimenta de energía a la Termoeléctrica.

Señaló que la termoeléctrica hoy está detenida, por la falta de conexión con una planta de tratamiento de aguas; un plantón de opositores; seis amparos y falta de permisos de la Conagua derivados de las suspensiones provisionales otorgadas por el Poder Judicial.

El experto explicó que se ha infundido temor entre la población, al señalar que se reducirá el caudal de Río Cuautla y se afectará el riego.

Sin embargo, aclaró solo se tomará 245 litros por segundo cunado el río tiene una capacidad de 977, pero se devolverá el agua limpia y con alta calidad.

El impacto ambiental es 84 por ciento menos de los que normalmente se maneja sin dar seguimiento y cuidado al agua.

Al respecto, el titular de la CFE, Manuel Bartlett, aseguró que esta planta termoeléctrica es necesaria por que Morelos no genera un solo kilowatt de energía.

Además a nivel nacional por la Reforma Energética se provocó un desmantelamiento del sector y hoy se compra el 50 por ciento de la energía eléctrica que se consume.

Blanca Elena Jiménez Cisneros explicó el proceso de tratamiento del agua y dijo que no hay ningún riesgo para la población y mucho menos para la agricultura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *