Son 250 mil muertos y contando; reforzará AMLO seguridad; y sí, Taibo se las metió doblada

México vive una crisis humanitaria y de violación de derechos humanos y desapariciones forzadas.

Al menos 36 mil desaparecidos, mil 100 fosas clandestinas intactas y dos mil en total, además de 26 mil cuerpos sin identificar.

-No se tiene capacidad institucional para identificar a todos los desaparecidos, hay más de 26 mil cuerpos así, dijo ayer en Washington Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación para Derechos Humanos y Migración.

-Desde impunidad del sistema judicial mexicano, hasta la incapacidad institucional, reconoció en reunión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el  marco de su 170 período de sesiones.

Y tiene razón.

Según cifras del Indice Global de Impunidad, apenas el 1 por ciento de los delitos en México se castiga. Es decir, el 99 por ciento queda impune.

La inseguridad, el tema más sensible y uno de los principales motivos para el arrollador triunfo de Andrés Manuel López Obrador por el hartazgo de los mexicanos, debe ser prioridad.

Pero la realidad es peor de lo que la más escéptica y negativa imaginación pudiera concebir. Suman 250 mil muertos en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña.

El presidente de todos los mexicanos –todos, hasta de los que no votaron-, alertó desde el martes y ayer lo reiteró:

-No existe un sistema de información que nos permita saber cuántos homicidios diarios se cometen en el país.

Esta información se puede tener, pero dentro de una semana. No se puede tener día con día.

Es increíble, cómo un problema tan delicado, tan grave, como es el problema lamentable de la delincuencia, de la violencia, no tuviese un seguimiento diario.

Es como si sólo se manejara como estadística, como un dato.

El tabasqueño respondió así, cuando le preguntaron en la conferencia mañanera sobre la violencia en Guanajuato, donde desde el fin de semana, cuando asumió la Presidencia, se han registrado al menos cincuenta homicidios.

-Dicen que son cincuenta homicidios, pero yo tengo otra información. Yo tengo setenta, pero no sólo eso. Tengo que sólo en Guanajuato fueron veinte, dijo sin titubear.

 

Reforzará su seguridad

Finalmente, López Obrador reforzará su seguridad.

En las dos semanas previas a su toma de posesión, reconoció en diversas oportunidades que ya se está revisando el tema y definiendo la estrategia.

-No quiero que me cerquen, dijo ayer al presentar a Daniel Asaf Manjarrez, empresario de origen libanés responsable del G20 o ayudantía, donde diez hombres y diez mujeres lo cuidan.

En la entrega del miércoles referí cómo el grupo ha sido rebasado en diversas oportunidades y cómo el martes se coló una mujer que se hizo pasar como periodista.

Ayer sucedió de nuevo.

Un hombre que dijo ser reportero entró a Palacio y cuando pidió la palabra se dedicó a hacer recomendaciones.

El control debe mejorar, sin caer en excesos.

Y ya se elabora un padrón de reporteros, columnistas y analistas para que sólo ellos tengan acceso.

De hecho, diferencias y egos fracturaron el grupo de ayudantía, en los reacomodos naturales en un nuevo gobierno.

López Obrador acudió a la toma de protesta de Claudia Sheinbaum cerca del mediodía, en el Congreso capitalino, a tres calles del Zócalo.

Ahí, la escolta volvió a sufrir para abrirle paso.

– Estoy consciente de mi responsabilidad como Jefe de Estado.

Yo no siento, no percibo una amenaza, de verdad, creo que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer, de todas formas, debemos actuar con precaución por el encargo que tenemos.

 

Sheinbaum, la candidata de AMLO

Discurso en la antigua Cámara de Diputados y Asamblea Legislativa. Luego, en el Teatro de la Ciudad.

Y en una copia de lo que ha hecho López Obrador, su jefe y protector, anuncia cero escolta, cero auto blindado -usará el suyo- y austeridá republicana.

Y como no tiene Estado Mayor ni Policía Federal, se deshace de los granaderos.

Como gobierno presuntamente de izquierda, responde al tercer punto del pliego petitorio del movimiento estudiantil de 1968: terminar con el grupo represor.

Y, como no es fácil despedirlos, los sumará a un nuevo grupo de protección civil que cuide a los más vulnerables.

O sea, de demonios y cuasi policía de choque y represora, a ayudar a viejitas a cruzar la esquina.

López Obrador la alabó. Por naturaleza, es presidenciable desde ahora.

Y, como no tiene Los Pinos, abre el Antiguo Palacio del Ayuntamiento para hacerlo museo.

Entre otros anuncios, principalmente de movilidad, anuncia que en el estadio Fray Nano se abrirá una escuela de beisbol gratuita para entrenar niños y jóvenes en el deporte presidencial.

Al llegar al zócalo y entrar a su oficina, en el Antiguo Palacio, los vigilantes cerraron la puerta de hierro forjado y los periodistas quedaron afuera.

Gritó:

-Yo que iba a inaugurar un espacio abierto y me cierran las puertas. ¡A ver !  …y se abrieron las puertas.

El rencor de Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum contra Miguel Angel Mancera es impresionante.

En su discurso, Sheinbaum dijo que vuelve la democracia, porque en el pasado se abandonó, y se dedicó al espionaje.

Para rematar, hasta video grabó para mostrar ventanas y puertas blindadas en la oficina.

Y Ebrard, al que apunta esa casa de espionaje –dicen que por el aumento de secuestros-, también presiona.

 

Doblada, camarada

-Sea como sea, se las metimos doblada, camarada.

Paco Ignacio Taibo II está al frente del Fondo de Cultura Económica, pese a su frase de arrabal de la semana pasada.

-A mí me gustaría mucho que se hiciera cargo del Fondo de Cultura.

Hubo una expresión desafortunada, pero como es un hombre de convicciones ofreció disculpas y creo que merece ser el coordinador, dijo Andrés Manuel.

Es su compa.

 

Se fortalece Conago

Apenas tres días después de que López Obrador asumió como primer mandatario, Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, es el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Entre los que saben de polaca se apuesta a una relación institucional y de respeto entre los gobiernos federal y estatales.

Alito, como se le conoce, sabe construir puentes y su relación con el nuevo gobierno es de armonía.

 

Mano negra… o azul

El amparo de la minoría sindical del Senado contra la eliminación de privilegios apunta a la mano negra. Mejor dicho, a la azul.

El Partido Acción Nacional (PAN) promueve, pero la dirigente Bertha Orozco ya dijo que no lo apoyan. Sólo quieren pegarle al plan de austeridad de los líderes morenistas de la Cámara Alta, Ricardo Monreal y Martí Batres.

 

Vámonos: ¡Ah, cómo es el poder y cómo cambia a la gente!

Sobre todo, a los trepadores.

Es el caso de Héctor Mora Gómez, quien fue director de la Administración Portuaria Integral de Manzanillo, Colima, y  que durante la campaña electoral se dedicó a publicar en facebook críticas y ataques contra Andrés Manuel López Obrador.

Hoy, le pide chamba.

Logística de fluidos y graneles S. A. de C. V. empresa de irregularidades para obtener contratos, le respalda.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

2 Comments

  1. Reply Post By CARLOS

    imponer es la tentación de quien tiene poder. pero el que obtiene el poder ostentándose el paladín contra la imposición, envía señales negativas que se van sumando a otros actos, donde impone su voluntad. los intentos de disfraces para no evidenciar el autoritarismo han quedado cortos, las famosas consultas van mas atrasadas que la orden Presidencial de que así se hará, aeropuerto, tren, y ahora el gallego…uff!

  2. Reply Post By Arthur Simon

    Estimado Alberto Montoya: Le pediría un inmenso favor, DEJEN DE ESTAR HABLAN EN SUS EDITORIALES, ACERCA DEL PELANDRIJO DE PACO IGNACIO TAIBO II que se dice escritor, pero escritor de Cantina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *