Suman 3 casos en México; descarta Ssa emergencia

Las tres personas estuvieron en Italia entre el 1 y el 21 de febrero; hay un cuarto allá

El gobierno federal confirmó ayer tres casos de coronavirus en México y descartó una situación de emergencia nacional o de salud que demande medidas extremas.

Las personas contagiadas viajaron a Bérgamo, Italia, donde contrajeron el virus SARS-COVID-II 2019.

La fecha de incubación fue el 23 de febrero en el mismo punto del norte de Italia y la locación una sala de Congresos.

Los casos son importados –todos estuvieron en Italia entre el 1 y 21 de febrero– y ninguna trasmisión es secundaria o de personas a persona en México.

El tercer caso es un hombre 59 años que ya estaba aislado en el Estado de México, desde hace unos días y se contagió en el mismo punto.

Uno de los contagiados está en la CDMX, otro en un hotel de Sinaloa y el tercero en el Estado de México. Respeto al cuarto contagio es un mexicano que todavía reside en Italia.

Al momento se han analizado 37 casos todos son negativos y tres se estudian en Durango y Guanajuato.

Tal información la ofrecieron durante la actualización nocturna de ayer (21:00 hora) el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell; el coordinador de los Institutos Nacionales de Salud, Gustavo Reyes Terán y José Luis Alomía, director de Infectología de la Secretaria de Salud.

Los especialistas aclararon que los familiares de la persona contagiada y que está en la Ciudad de México (esposa, hermana e hijos) ya fueron examinados y resultaron negativos al SARS-CORONAVIRUS-II-2019.

Por la mañana, los especialistas médicos abundaron en que el contagiado que permanece en la CDMX, es un hombre de 35 años y es monitoreado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la Ciudad de México.

Su esposa, hermana y dos hijos, aun cuando ya fueron decretados como negativo seguirán en observación en puntos específicos.

El subsecretario Hugo López-Gatell explicó que a estas personas se les practicaron dos exámenes. Uno de exploración y uno de confirmación.

El otro caso, es una persona de 41 años que está aislado en un hotel de Sinaloa, tiene síntomas leves y podría ser dado de alta el próximo domingo con cuidados especiales.

El tercer caso no presenta signos graves y también está controlado.

La Secretaría de Salud local confirmó también el contagio y dijo que se tomarán todas las previsiones.

El funcionario reiteró que el COVID-II-2019 no es una enfermedad grave, pues el 90 por ciento de los casos son leves.

López-Gatell marcó tres escenarios; uno, la importación del virus que podría llegar solo a decenas de personas; dos, una fuente de trasmisión secundaria, persona a persona, en México –que no se ha dado y podría alcanzar centenas– y tres; un avance de la epidemia más extensa que no hay que tratar de contener, sino de mitigar, evitar su propagación o “mantenerla a raya”.

Recomendó a la población tomar precauciones y medidas básicas de higiene, como lavarse las manos con jabón o desinfectarse con gel antibacteriano, mantener espacios limpios, no saludarse de mano, de beso y evitar los abrazos.

De igual forma, no estornudar de manera libre, sino en el brazo y cubrirse la boca en caso de tener tos.

Señaló que “como hemos insistido y como lo dejemos muy claramente especificado, seguimos los protocolos internacionales.

En personas que no tengan edad avanzada o enfermedades crónicas el riesgo es muy bajo de complicarse. No así en niños menores de cinco años, adultos de más de 65 y con enfermedades crónicas.

El subsecretario, añadió que las epidemias se contienen en la comunidad con medidas básicas de higiene, el lavado de manos, la pronta atención de los síntomas y el reporte de cualquier caso que pudiera ser sospechoso, y se define caso sospechoso como una persona que, con el antecedente de haber viajado, ya sea a China, Italia, Corea, Japón o Irán -esa es la definición de caso actual- presentara síntomas respiratorios de un catarro o de una enfermedad respiratoria más avanzada.

Todos los demás que presentaran síntomas respiratorios, pero no tuvieran el antecedente de viaje, hasta el momento deben ser considerados una enfermedad respiratoria del territorio nacional, la más probable son dos: el catarro común, que es propio de esta temporada, y la influenza que estamos justamente en la temporada de influenza ya en la fase final.

El experto, Gustavo Reyes Terán, explicó que el SARS-COVID-II-2019 es el séptimo Coronavirus detectado. El primero y segundo con variantes en 2002 y 2012, mientras que el tercero 2019 trasciende por su alta transmisibilidad. Al momento la mortalidad es baja y no supera un 2 por ciento.

El doctor José Luis Alomía coincidió con sus compañeros expertos en que las medidas de prevención son: lavarse las manos con agua y jabón (3-5 minutos), usar gel con alcohol, estornudar en la parte interna del codo y no caer en mitos como desinfección de centros laborales, viviendas o escuelas.

No caer en compras de pánico, no usar cubre bocas o dispositivos especiales. Tampoco se cerrarán fronteras aéreas, marítimas o terrestres o afectará actividades productivas y económicas.